La senegalesa, una histórica del club gerundense, firma por dos meses por los problemas que tiene Alfred Julbe con el juego interior

 

El Uni Girona ha encontrado finalmente la jugadora que se adecua al perfil que necesitaba para reforzar provisionalmente su juego interior. Se trata de una conocida de la casa, la senegalesa Astou Traoré (1,82 m, 40 años), que ha firmado por dos meses prorrogables por si los problemas físicos de algunas jugadoras interiores alargan. Traoré ya había jugado en dos etapas en Fontajau. Lo hizo en la temporada del ascenso a la Liga Femenina (2008/09), en la que fue una de las grandes referentes del equipo, que también logró la permanencia el curso siguiente. El club gerundense la volvió a fichar para el curso 2017/18 con Eric Surís en el banquillo.

La pívot africana, con pasaporte francés, se incorporará esta misma semana al equipo, a tiempo para jugar la liga catalana domingo en Manresa contra el Cadí, aunque el tiempo de adaptación al conjunto de Alfred Julbe será mínimo. El director deportivo del club, Pere Puig, ha trabajado estos días contra reloj para llevar la jugadora en Girona ante la avalancha de lesiones y el retraso ya sabido de las dos americanas que juegan en la NBA, Onyenwere y Burke. "Ante las dificultades que nos estamos encontrando en forma de lesiones este inicio de temporada y valorando la situación económica del club, hemos buscado un refuerzo estas últimas semanas. La situación del mercado no favorecía. Por eso estamos contentos que Astou Traoré nos haya querido dar una mano. Es de aquellas jugadoras, después de aquella temporada que debutó con el Uni, que ya nos ha ayudado otras veces. A pesar de estar muchos meses parada y pensar en una posible retirada, ella ha querido venir y ayudarnos en este momento complicado. Para nosotros es la reina de África. "

La larga trayectoria de Traoré en el baloncesto internacional comenzó en Francia (Châteauroux y Charleville-MEZ). En la Liga Femenina también ha jugado en el Cadí La Seu, la IDK Guipúzcoa, el Ensino Lugo y el Clarinos. En total, ha jugado 227 partidos en competiciones FEB entre 2005 y 2020 (14,5 puntos y 5,1 rebotes) y ha demostrado siempre que es una jugadora luchadora, con capacidad de anotar. Dónde se siente más cómoda es en la posición de 4. Si Reisingerová y Labuckiene se recuperan, debería ser su lugar natural en el esquema de Julbe.

Lluis Simon
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)