Ayer por la mañana fue presentada Stephanie Madden en el Gasca junto a Iulene Olabarria.

 

Regresa casi 10 años después desde aquel ascenso “He vuelto por el club y la entrenadora. Sabía que esperar al llegar aquí. Gané un campeonato aquí y quería volver a tener la oportunidad de juntar mi experiencia como jugadora con la experiencia de Azu nueve años después. Volver a jugar con ella y ver cómo ya solo en pretemporada sigo aprendiendo cosas”.

Ha encontrado ciertas diferencias en el club en estos años “Puedes ver cómo ha evolucionado el club en cuanto a organización, más profesional. Ya esperaba encontrarme ese nivel después de 9 años. De ser la única americana del equipo a estar en un equipo que tiene más jugadoras extranjeras es un cambio. Y estoy orgullosa de que el club haya podido progresar a este nivel”.

Este año han llegado 8 jugadoras nuevas y lejos de ser un inconveniente se ha encontrado un gran grupo “Tenemos un grupo muy bien confeccionado. Puedes ver cada día como podemos avanzar y ser mejores. Somos un muy buen grupo, maduras, un grupo duro y sin quejas, donde estamos en el mismo punto todas desde el principio”.

Llega un Madden más madura y que ha evolucionado “He aprendido muchas maneras de jugar al haber estado en tantos países. He podido jugar en equipos donde importaba más el colectivo en otros donde de destacaban más las individualidades. Puedo decir que he regresado porque es donde yo estoy más a gusto que es jugando en equipo”.

En la presentación ha estado con Iulene que ya fue su compañera de equipo hace nueve años “es una tiradora y facilitadora, no era tan rápida (risas). Recuerdo que siempre me ayudaba con las traducciones en los descansos, aunque llegase agotada de realizar las jugadas antes de los tiempos muertos. Era muy buena compañera y una amiga. No había nadie más en el equipo que hablase inglés y se convirtió en mi aliada y amiga”.

IBAETA BASKET