El proyecto del Durán Maquinaria Ensino de Lugo está consolidado, y el Baxi Ferrol regresa a la máxima categoría

 

El baloncesto es la modalidad que más licencias de mujeres tiene en el deporte español, por delante del montañismo-escalada y del golf. Doblan casi a las de fútbol y triplican a las de atletismo. De la cantidad ha nacido la calidad y la selección española de baloncesto femenino, pese a su decepcionante participación en el Eurobasket, que se disputó en España (acabaron séptimas), y del sexto lugar en los Juegos Olímpicos de Tokio, ocupa el segundo lugar en el ránking mundial de la FIBA (Federación Internacional de baloncesto) solo superadas por las poderosas jugadoras norteamericanas, que cuentan con una liga profesional de gran nivel. El poderío del baloncesto femenino español también queda patente en la Euroliga, a la que llegan proyectos tan poderosos como el del Perfumerías Avenida de Salamanca, Valencia Básket o el del Girona, así como en el europeo o mundial de Tres por Tres, que ha tomado un gran auge en el deporte de la canasta.

La liga española, que desde hace tres años cuenta con el patrocinio de Endesa, es una de las más fuertes de Europa. La pandemia por el covid propició que muchas de las baloncestistas españolas que estaban disputando distintas ligas europeas, regresaran a casa, por lo que esta temporada se ha subido un peldaño en el nivel de la competición.

El próximo fin de semana arrancará la Liga Endesa, en la que Galicia tendrá a dos representantes, el Durán Maquinaria Ensino de Lugo y el Baxi Ferrol, entre los dieciséis clubes que forman parte de la élite del baloncesto femenino español: Cadi La Seu (Lleida), Campus Promete (Logroño), Casademont (Zaragoza), Pajariel Bembibre (León), IDK (San Sebastián), Innova (Leganés), Araski (Vitoria), Lointek Gernika (Vizcaya), Movistar Estudiantes (Madrid), Perfumerías Avenida (Salamanca), Spar Girona, Spar Gran Canaria, Tenerife y Valencia Básquet.

El Durán Maquinaria Ensino encara su temporada más ambiciosa con una plantilla que ha sufrido grandes cambios. La principal apuesta del conjunto lucense está en el banquillo. Como relevo de Carlos Cantero ha llegado Miguel Ángel Ortega, todo un referente del baloncesto femenino en España, que aterriza en Lugo con un rutilante currículo y como piedra angular de un proyecto pensado para ir más allá de las metas alcanzadas en las quince temporadas anteriores en la máxima categoría -doce consecutivas desde el 97 al 07 y una segunda etapa iniciada en el 2018.

El ex preparador del Perfumerías Avenida, entre otros, donde hizo historia al conquistar tres tripletes consecutivos (Liga, Copa y Supercopa) entre el 2016 y el 2018, tendrá a sus órdenes un plantel al que han llegado jugadoras muy cotizadas en el mercado como la internacional gallega Tamara Abalde (Araski), María Eraunzetamurgil ( IDK Euskotren), Georgina Bahí (Cadi La Seu), Sofía da Silva (Estudiantes), Alessandra Orsili (liga italiana) y Marina Lizarazu (Zamarat) son las otras caras nuevas en un grupo en el que permanecen Alba Prieto, Helena Oma, Natgalie Van den Adel, Laura Aliaga y Chatrice White.

Debut en la Eurocup

El primer gran reto para el Ensino tendrá lugar mañana jueves, con la disputa del partido de ida de la eliminatoria previa de la Eurocup, que le enfrentará con el Magnolia Campobasso, del campeonato italiano. La vuelta se jugará en el Pazo dos Deportes de Lugo el próximo día 30. El vencedor del doble enfrentamiento quedará encuadrado en el grupo 1 de la conferencia 2 de la competición, junto al Kangoeroes belga, el Namur, también de Bélgica, y un tercer club que saldrá del grupo de clasificación para la Euroliga formado por el Valencia, el Bourges y el Schio.

Participar en esta competición europea es un reto y un nuevo paso en el proyecto del baloncesto femenino lucense, que no ha parado de superarse en los últimos años.


Una entidad humilde, con los pies en el suelo, basada en la familiaridad

El Baxi Ferrol regresa a la máxima categoría por la puerta grande, tras una temporada brillante en la Liga Femenina 2, en la que ganó todos los partidos, tanto en la liga regular como en el play off de ascenso. El club ferrolano, el más humilde entre los humildes de la categoría, basa su éxito en tener los pies en el suelo (no gasta ni un euro más de los que ingresa) y en la familiaridad de su vestuario. A la hora de fichar, el club tiene muchas más cosas en cuenta que el perfil deportivo. Son los dos pilares sobre los que se ha sostenido esta entidad, fundada en 1997 por Leopoldo Ibáñez Santiago y un pequeño grupo de colaboradores.

El técnico Lino López, al igual que en Lugo, también es la piedra angular del proyecto ferrolano. Es a la vez el entrenador y el director deportivo, ya que, en colaboración con la directiva, lleva personalmente la contratación de las jugadoras.

El club ferrolano mantiene de la pasada campaña a la norteamericana Jenna Allen, que apenas participó en la temporada del ascenso, debido a la rotura del tendón de Aquiles, y la sudafricana Sune Swart, así como a las nacionales Patri Cabrera, una de las mejores triplistas del baloncesto español, que ha participado en el concurso de triples de la ACB, Natalia Rodríguez o Irene Garí. Para reforzar al equipo en su llegada a la élite, incorporaron a las españolas Carmen Grande y Alicia Villegas, así como la serbia Milica Ivanovic, la norteamericana Taylor Koenen o la francesa Zoe Wadoux.

El equipo que ahora preside Santiago Rey ha ofrecido un gran nivel en la pretemporada. Tuvo contra las cuerdas al Perfumerías Avenida de Salamanca y ganó dos veces al Ensino de Lugo, la última en la Copa Galicia, disputada hace solo unos días en Marín. Pese a las buenas sensaciones ofrecidas por la nueva plantilla, el club se marca como meta la permanencia en la categoría y una vez lograda ya estará permitido soñar con mayores logros. «Somos un equipo en construcción —asegura el técnico— y los resultados de la pretemporada son lo de menos. Lo que realmente importa es que, poco a poco, el equipo vaya creciendo. Conocemos el nivel de la Liga Endesa y sabemos que por delante nos queda una tarea muy complicada».

El club, que tiene en marcha una campaña de abonados, ya cuenta con el apoyo de un millar de socios, aunque confía en ampliar esta cifra en los próximos días.

J. Valencia, I. Meitín
lavozdegalicia.es
foto José Pardo