IDK Euskotren rompió el partido en el segundo cuarto, con un parcial 20-4, y aunque las hoy «women in pink» de Movistar Estudiantes buscaron la remontada durante toda la segunda mitad, las locales no dieron opción. 65-51. Toca cambiar el chip ya mismo: el miércoles llega el debut en la Eurocup Women.

 

Estreno de las «women in pink», con la equipación suplente rosa para no coincidir con el color de las locales del IDK Euskotren. Lo que no era de estreno era el quinteto inicial: Ortiz, Carter, Quevedo, Knight y Diallo.

Aunque empezaron llevando la iniciativa las donostiarras, Movistar Estudiantes no perdía comba. 8-8 mediado el cuarto, y bien al contraataque llegaron las primeras ventajas: 11-14. El periodo acabó con un igualado 16-18, con buenos minutos de Diallo.

La igualdad seguía siendo la tónica dominante en el segundo cuarto, ahora con corta ventaja para las de casa: 21-20 tras cuatro minutos de juego. Mandaban las defensas y Movistar Estudiantes intentaba correr para contrarrestar el poderío interior del IDK. No lo conseguía, pero al menos lograba que el partido siguiera igualado: 24-22.

Pero los ataques colegiales no eran buenos, apenas 4 puntos en este segundo cuarto, y eso lo aprovechó el IDK para abrir brecha: al descanso, máxima diferencia, -14: 36-22. Mucho que mejorar.

Fingall por Knight en el quinteto de Movistar Estudiantes que salió tras el paso por vestuarios. No empezó mal, pero el intercambio de canastas favorecía a un IDK que mandaba con solvencia: 43-26. Un pequeño parcial, con Knight y Quevedo anotando bien, daba esperanzas, 43-31; pero poco tardó el Ibaeta en responder (48-31).

Un pequeño arreón en los últimos minutos del cuarto permitió reducir diferencias y mantener fe de cara al último: 52-39.

Gota a gota Movistar Estudiantes lo intentaba: a falta de seis y medio, Knight ponía el 54-43. Pero la eliminación por faltas a falta de 5:56 de Nadia Fingall lo ponía todo más difícil todavía.

No se rendían las «women in black»: otra vez a 11, ahora cosa de Gretter: 56-45, a tres y medio para acabar. Diallo culminó un contraataque para bajar de diez, quedaban dos minutos: 58-49.

Pero IDK no dio opción a la sorpresa: al final, 65-51 que lo dice todo. Como explicó en Teledeporte Mariona Ortiz «no hemos salido nada bien, hemos cometido muchos errores en ataque y defensa». Se lamentó de las derrotas pero tiene claro que «esto es largo, hay que seguir».

Ahora a cambiar el chip: el miércoles llega el ilusionante debut en la Eurocup Women, recibiendo en Movistar Academy Magariños al Asvel Villeurbane.

ESTUDIANTES