El Spar Girona se entrena desde ayer con las jugadoras que han hecho la cuarentena por haber sido contacto estrecho, con la visita a Valencia en el horizonte

 

El Spar Girona trabaja desde ayer por la mañana con las jugadoras y los técnicos que habían terminado la cuarentena por haber sido contacto estrecho de los positivos detectados la semana pasada, cuatro. Las jugadoras que dieron positivo –Iho López y Giedre Labuckiene fueron las primeras, y ya se perdieron el duelo ante el Ensino (76-56 el 4 de enero)– podrán incorporarse al grupo cuando den negativo en las pruebas al que se someten todos los días.

Uni, en permanente contacto con la FEB, confía jugar el domingo en la pista del Valencia (16 h). La siguiente jornada de liga ya tenía tres de los ocho partidos aplazados ayer, uno de ellos el de la Avenida, que recibirá al Guipúzcoa el 9 de marzo. El duelo que debía jugarse ayer por la tarde ante el Kursk –en la Euroliga sólo hubo tres de los ocho partidos de la jornada– y el del pasado domingo ante el Araski son los dos que el Spa debe recuperar en un apretado calendario, sin fechas libres hasta la segunda ventana FIBA; que comienza después de que haya que terminar la fase regular de la máxima competición continental (1 de febrero).

El Valencia todavía no ha podido jugar ningún partido este 2022 –Uni, uno– y tiene pendientes los partidos en Vitoria y en Guipúzcoa. Las naranjas (12-2) tienen una derrota menos que el Spar Girona (12-3), pero el 58-72 de septiembre en Fontajau da 14 puntos de almohada al campeón de la Eurocopa el curso pasado y de las dos supercopas (España y Europa) esta temporada. En otoño, Julbe tenía lesionadas Palau, Eldebrink y Araújo –también Traoré–. Burke y Onyenwere aún no habían llegado y, por supuesto, Mendy aún no era jugadora del Uni. Rubén Burgos también tenía la baja de Allen –en la WNBA como Burke y Onyenwere– y, desde entonces, Raquel Carrera se lesionó de gravedad en noviembre y se perderá lo que queda de temporada.

El duelo del domingo marca la segunda mitad del curso del Uni, que se juega el factor pista en un hipotética semifinal por el título, que vuelve a estar a dos partidos con la vuelta a la pista del mejor clasificado. El Valencia dejó al Uni sin final por primera vez desde el 2015 la pasada temporada: 64-73 en Fontajau y 87-74 en la Fonteta.

¿Araújo o Eldebrink?

Frida Eldebrink, lesionada en el sóleo de la pierna derecha, permanecerá al menos dos semanas más de baja, según los servicios médicos del club, que indican que el escolta sueca “sigue progresando en su recuperación”. Eldebrink (1,75 m, 1988) se perdió el partido de la Euroliga el 1 de diciembre en Fontajau ante el Gdynia (80-70), el último de Júlia Soler como jugadora del Spar este curso antes de marchar cedida al Cadí. La semana antes, la mejor del equipo de Alfred Julbe esta temporada, Eldebrink había sido la segunda que más jugó en las victorias en Landas (11 puntos en 33:23) y en Salamanca (9 en 29:21 el 27 de noviembre), detrás de Burke. El 2 de diciembre se confirmaba el diagnóstico de la lesión muscular y se establecía que la baja sería unas cuatro semanas, en función de la evolución. Esta demora en la recuperación hace que María Araújo (1m85 m, 1997) pueda reaparecer antes que la tiradora sueca. La alera pívot gallega se lesionó en marzo del año pasado y antes de que Uni se tuviera que detener por los positivos en la plantilla ya se entrenaba con el resto de jugadoras. La previsión de los técnicos era que este mismo enero ya pudiera jugar y su vuelta podría coincidir o adelantarse a la de Eldebrink.

Borja Sánchez
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)
foto LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO