La vida es para disfrutar y María Asurmendi lo tiene claro. Ama su deporte y aunque todavía le queda cuerda para rato, ha querido crear junto a Oihane Ciruelos, entrenadora de baloncesto, ‘Play Your Best’, una empresa con sede en Pamplona donde potenciará el baloncesto en escolares y clubes.

 

¿Cómo surgió la idea?
Nació antes de la pandemia. Yo tenía la ilusión de crear algo en Pamplona, pero las condiciones sanitarias no eran lo que yo esperaba, había muchas limitaciones para un campus y eso no me resultó atractivo. Cuando pasó todo esto volví a llamar a Oihane, porque ya habíamos hablado, pero para ir más allá. Hemos pensado en preparaciones físicas, asesoramiento a clubs, entrenamientos personales... Servicios atractivos para gente que le gusta el baloncesto.

¿Y por qué con Oihane?
Las dos somos amigas desde hace mucho y creemos que somos dos perfiles que encajamos a la perfección. Ella tiene una rama muy formativa, por su trabajo de profesora en educación y por su papel de entrenadora, y yo puedo ayudar como jugadora profesional y con la formación actual de entrenadora. Creo que es una fórmula que encaja en nosotras porque las dos estamos formadas y unirnos nos abre un abanico de posibilidades.

Han empezado por un campus.
Sí, creo que tiene cabida en Pamplona porque hay muchas licencias y mucha afición. Será del 27 de junio al 1 de julio en Larraona, mañana y tarde y para niñas y niños de 6 a 17 años. Iremos aumentando servicios, hay que ver la respuesta de la sociedad. De momento no hay una sede física para ‘Play Your Best’, pero sí una página web y un equipo de recursos humanos que nos ayudan.

¿Y qué planes tienen para esa semana?
Va a ser un campus diferente a los que yo he ido en Pamplona cuando era pequeña, será un espacio dedicado a gente que le gusta y que quiera entrenar a baloncesto en verano. Intentaré traer visitas atractivas, que haya entrenadores de nivel, actividades diferentes... La idea está bien, pero queremos que se apunte gente que quiera entrenar esa semana con personas que estén también a su nivel. Habrá muchas sorpresas que iremos anunciando y María Asurmendi estará al 100% en el campus de entrenadora para todos los niños y niñas.

Ya tienen los primeros inscritos.
Sí. Me hizo ilusión, pero también tengo nervios porque es un riesgo, en el sentido de que no sabes cómo va a encajar y cómo va a verlo la gente. Es increíble corroborar que puede ser bonito este proyecto. Ojalá haya unos grupos de trabajo donde poder currar.

¿Cómo lo compagina con su carrera profesional?
La dirección deportiva es nuestra, pero en el día a día habrá entrenadores de nivel en el campus que harán que los jugadores entrenen con calidad. Durante el año le dedico el tiempo que me queda.

¿Y su temporada cómo ha ido?
En cuanto a resultados hemos sido un poco irregulares, con partidos muy muy buenos y con otros peores. En casa nos ha costado sacar los encuentros, pero hemos conseguido el objetivo de todos los años que es la salvación y ha sido de manera solvente. Nos hemos quedado a medio camino para la Copa de la Reina y los playoffs, pero mi objetivo, después del covid, era volver a disfrutar en la pista y volver a sentir el calor del público, que lo habíamos perdido.

Ha sido tu tercer año en el Araski.
Sí, me he sentido en la línea del equipo. Me hubiera gustado ser más regular durante la temporada, pero estoy contenta. Vitoria es una ciudad que me encanta, allí el baloncesto se vive de una manera espectacular. Al ser mi tercer año me hubiera gustado tener más consistencia, pero en líneas generales no me quejo.

¿Puede decir un momento qué se lleva de esta temporada?
Haber podido recuperar al público, ha sido increíble volver a disfrutar de ellos. Además me veo con fuerza, no sé por cuánto tiempo, pero estoy en un momento en el que quiero disfrutar y creo que aún puedo aportar, tengo algo de cuerda. Mientras disfrute, me encuentre bien y tenga hambre competitivo seguiré. Tengo ilusión, ganas, compromiso, exigencia y responsabilidad.

 

Laura Villanueva
foto: Jesús Caso
diariodenavarra.es