Roberto Íñiguez hablaba sobre el partido y todo lo que le rodeó que al final deja a Perfumerías Avenida con la primera victoria de la final.

 

Le tocó vivir la final, al menos en su tramo decisivo, allí donde ningún entrenador quiere estar: fuera de la pista. Aun así, el trabajo previo y el buen hacer del equipo en general en un momento tant tenso permitió sacar el primer partido. Roberto Íñiguez de Heredia apuntaba que el duelo fue un poco como se esperaba antes de empezar. "Partido como esperabamos duro trabado, con poco acierto por parte de los dos durante muchos minutos. Creo que va a ser así la serie, es un momento de la temporada con una bestialidad de partidos y es complicdo jugar bien al baloncesto". Y por eso asegura que lleva tiempo con la misma idea en mente. "Urge una revisión de las cosas para qu eel baloncesto sea lo que queremos que sea y llevo reflexionando esto y llevo recibiendo el año pasado y este. Ni me han apoyado jugadoras, ni entrenadores ni clubes y debemos pensar sobre el baloncesto que queremos ver. Hay que cuidar jugadoras".

Y reitera que esto es algo que "lo tengo en la cabeza hace mucho tiempo y desde el año pasado, me sale del corazón y es lo que siento y pienso. Las jugadoras son las artistas, las protagonistas y hay que cuidarlas, protegerlas y hacer que nos den espectáculo, que es a lo que viene la gente, refllexionar. Jugar 60 partidos al año es una locura y es complicado. Todos sabemos de lo que estoy hablando".

Sobre su descalificación dice que "no voy a hablar de eso. Todo el mundo se ha tenido que hacer una opinión de lo que ha pasado. Estoy muy orgulloso del equipo, me he disculpado a las jugadoras, ellas han reaccionado muy bien y ha ahí ha estado Raquel que va a ser la entrenador de este club muchos años cuando me vaya. Ha estado muy templada, me ha dicho he hecho lo que hago siempre contigo, es coger habitos y con eso funciona. Va a ser una entrnador como un piano y todo lo que pueda ayudarla estare muy orgulloso".

Cree que sobre el tipo de baloncesto que se puede jugar con tanto desgaste a quien perjudica no es tanto a los propios equipos como "a los espectadores es los que más perjudica, al público. Yo hoy voy a escuchar, vaya mierda es el baloncesto femenio y no sabes lo que me jode eso porque juegan cojonudamente los dos equipos y hay jugadoras buenísimas"

Vio los minutos finales "a solas en el despacho, no quería ver a nadie, el ordenador y pasándolo mal porque no es fácil. Emupjando mentalmente pero yo que sé, bien, intentando empujar con energía".

Y avisa que "vamos a Valencia como fuimos en la calificación en Girona en Euroliga, a intentar ganar y si podemos lo haremos y sino iremos al tercero y sabemos que será duro y tendremos que hacerlo muy bien. Espero que jugadoras que hacen 20 faltas y acaba con una, eso es lo que hay que arbitrar y proteger y cuidar a jugadoras y espectáculo".

Reconoce que estuvimos mejor "atrás que delante. Hemos dejado en 44 a Valencia y no sé cuando se habrá quedado así".

tribunasalamanca.com
foto FIBA