El entrenador urgellense cierra una etapa de nueve años en el cuerpo técnico del Sedis Bàsquet, los cinco últimos al frente de primer equipo. En la rueda de prensa de despedida, ha agradecido el apoyo de directivos, jugadoras, asistentes, socios y aficionados a lo largo de cerca de un decenio histórico para el club

 

Bernat Canut deja el banquillo del Cadí La Seu. El hasta ahora entrenador del primer equipo de la Asociación Deportiva Sedis Bàsquet ha comunicado hoy, en rueda de prensa en el Palau d'Esports, que cierra una etapa de nueve años en el cuerpo técnico del club, los cinco últimos como primer entrenador. Una etapa en la que Canut ha llevado al conjunto pirenaico a lograr los mejores resultados de su historia. Esta temporada 2021-2022, el Cadí ha terminado en cuarta posición de la Liga Femenina, ha llegado a las semifinales, se ha asegurado plaza para volver al EuroCup, ha sido cabeza de serie de la Copa y se ha proclamado por cuarta vez campeón de la Liga Catalana.

Acompañado del presidente del Sedis Baloncesto, Pere Porta, y del director deportivo del club, Pep Ribes, el entrenador urgellense ha leído un comunicado en el que, entre otros aspectos, explica que ha tomado una decisión "personal, tomada con la cabeza frío y que di a conocer en el club el mes de mayo del año pasado" y que ha "mantenido durante la temporada". Sobre este objetivo, matizó que el club "siempre" le mostró "la voluntad de renovar el contrato" y que le "mantuvieron abierta la puerta a cambiar de opinión hasta el final" lo que agradece "muchísimo". Sobre su futuro, no ha querido desvelar qué equipo entrenará la temporada 2022-2023, a la espera de cerrar el nuevo acuerdo con otro club.

Bernat Canut, nacido hace 32 años en la Seu d'Urgell, ha rememorado que "formar parte del Cadí La Seu era un sueño que tenía desde pequeño, cuando animaba sin parar al equipo en el Pabellón viejo". Por ello, ha agradecido de manera especial el apoyo de Antoni Ferraz (presidente del Sedis entre 1986 y 2013), Pere Porta -que dirige el club desde el 2013- y Pep Ribes, por haberle dejado vivir ese sueño a lo largo de los últimos nueve años, así como "a todos los demás miembros de la junta directiva" por su apoyo.

Canut ha reconocido que "es muy complicado dar este paso después de todo lo que he vivido en las últimas cinco temporadas", pero se muestra "satisfecho y orgulloso de ver partido tras partido nuestro Palacio de Deportes lleno y con tanta gente entregada al 'equipo'. Por eso subraya que ha sido "juntos" cómo se ha llevado el Cadí "a tres Copas de la Reina, los Playoffs, dos temporadas en Europa" y habiendo conseguido ahora hace pocos días "volver a estar la próxima temporada", con la plaza obtenida para el EuroCup. De estas metas, también ha mencionado haber "mimado la cima de la Liga Femenina con una tercera posición en la temporada 2018-2019 y una cuarta posición este año".

Más allá del trabajo técnico, el preparador pirenaico ha asegurado que "a los entrenadores nos hacen buenos las jugadoras" y que ha sido "muy afortunado de tener las mejores", por lo que ha dado las gracias a todas las muchas componentes que han pasado por el Cadí. Y ha tenido un agradecimiento singular para las capitanas de estos últimos años -Georgina Bahí, Andrea Vilaró, Yurena Díaz, Ariadna Pujol e Irati Etxarri- "como representación de las plantillas" y por haber sido "el palo de pajar de la nuestra identidad". Acto seguido, ha añadido que en los buenos resultados también tiene un papel clave el staff técnico y ha asegurado que este apartado también ha tenido la suerte de "tener el mejor", con "gente muy formada, sin excusas en el hora de trabajar y superarse" y ha agradecido a "Pol, Jordi, Roger, Xavi Miñambres y Xevi Calm" el hecho de que no le han fallado "nunca", tanto en los muchos momentos buenos como en los "días trágicos", en recuerdo de la muerte en 2020 de Joan Carles Pié, a quien relevó en 2017 cuando el entonces entrenador tuvo que dejar el equipo por motivos de salud.

Bernat Canut ha acabado agradeciendo la labor del jefe de comunicación del Sedis, Climent Viles, y el último agradecimiento lo ha dedicado "a los socios, simpatizantes y toda la gente de la Seu", a quien asegura que "no hay manera de poder devolver la estima y afección" que le han transmitido "siempre y en todas partes", reconociendo que a menudo le ha "lado gestionarlo". Por todo ello, acaba diciendo que siempre estará "en deuda" con la ciudad y avanza que, tarde o temprano, volverá a la Seu.

Con la puerta abierta para volver

Acto seguido, Pere Porta ha agradecido las menciones de Bernat Canut a toda la gente que hace posible el Sedis Baloncesto, porque es un hecho que "la honra", y ha subrayado que su trayectoria en el Sedis no se limita a nueve años porque antes "ha habido más como miembro y socio del Sedis, algo que es muy importante". Porta valora que el club ha tenido "mucha suerte de tener al frente de un equipo de liga profesional a un hombre de la casa, que ha estado desde el primer día como jugador y entrenador hasta dar el salto a la élite" , y se muestra convencido de que "seguirá siendo del Sedis durante muchos años" y que si algún día quiere volver a casa "siempre tendrá la puerta abierta". El presidente ha recordado que "el proyecto deportivo siempre es muy importante, y en las vitrinas quedan colgados los trofeos, copas y premios, pero no queda lo que es importante deportivamente aunque no tenga premio" y, en este punto, afirma que "para el club ha sido un premio poder estar tanto tiempo compitiendo a primer nivel". El dirigente urgellense concluye que Canut deja una impronta "de persona humilde, trabajador, muy responsable y con la máxima vinculación con el club" y que por eso se va "con muchos amigos y amigas a la casa".

Por último, Pep Ribes ha admitido que después de los éxitos de los últimos años "se hace más difícil cerrar esta etapa", pero ha coincidido en que esperan que sea "temporalmente" y que podrá volver a formar parte del club siempre que quiera. Ribes ha detallado que cuando apuestan por él valoraron que "ya tocaba que alguien totalmente con la casa, el club, el equipo y la ciudad estuviera al frente de este proyecto tan consolidado" y celebra que la idea "ha salido perfectamente " después de muchos años de "picar piedra". Y recuerda que "no es lo mismo ser el entrenador de élite de un equipo que serlo del equipo de tu ciudad, y no es tan fácil" por la responsabilidad añadida que esto comporta. El también ex entrenador del Cadí deseó "toda la suerte" en Canut y reiteró que si algún día quiere volver "será muy bien recibido".

Una etapa histórica del Sedis

Bernat Canut se incorporó al cuerpo técnico del Cadí La Seu en la temporada 2013-2014, con Andreu Bou como primer entrenador. Ese año el equipo finalizó 7º en el que ya era el undécimo año del Sedis en la Liga Femenina. La siguiente campaña (2014-2015) Canut se consolidó como asistente, con Miguel Ángel Ortega, y el equipo repitió el cuarto puesto logrado dos años atrás y se llegó por segunda vez a las semifinales por el título. En los años 2015 y 2016, con la marcha inesperada de Ortega y el regreso de Joan Carles Pié al frente de la plantilla, el Cadí conquistó dos veces seguidos la Liga Catalana y en las mismas temporadas firmó un 5º y un 8º puesto en la competición estatal.

En agosto de 2017, Pié tuvo que dejar el cargo por una enfermedad grave y Canut asumió la dirección del equipo, que completó la liga en 7º puesto. Al año siguiente (2018-2019), el conjunto urgellense tocó techo en la clasificación, cuando terminó la fase regular en 3ª posición con un nuevo récord de victorias y con el mejor balance histórico entre triunfos y derrotas (19-7) , además de llegar a las semifinales de la Copa por tercera vez en la historia. Todo ello permitió acceder por primera vez al EuroCup. Un debut europeo que se tiñó de luto por la muerte de Joan Carles Pié en noviembre de 2019, coincidiendo con el partido de la fase de grupos que el Cadí debía jugar en casa contra el Basket Landes y que se convirtió en un sentido homenaje al técnico que había situado al Sedis en la élite.

El ejercicio 2019-2020 acabaría marcado por la pandemia, pero con el equipo de nuevo en la parte alta (6º), en una edición que se cerró sin campeón, por la suspensión de partidos a raíz de las restricciones. En 2021, aún con los pabellones vacíos de público en casi todos los partidos, el bloque pirenaico quedó 9º y repitió participación europea, esta vez con una fase de grupos en formato de burbuja en Rumanía. Un año que precedería a una temporada 2021-2022 que ha vuelto a ser histórica para el baloncesto de la Seu d'Urgell y en el que Bernat Canut ha sido finalista del premio de mejor entrenador de la Liga.

radioseu.cat
Google Translate (sin revisar)