No hay dolores, no hay cansancio, solo 40 minutos. Perfumerías Avenida con todas sus jugadoras disponibles disputa el encuentro que puede darle el título de campeón de liga. Un título ansiado después de una temporada en las que al mal tiempo siempre se ha puesto buena cara.

 

La guerra final de la Liga Femenina Endesa juega su segunda batalla en Valencia. Tras un primer combate en el que las salmantinas se impusieron en un corto marcador de 55 a 44 tras la expulsión por doble técnica a Roberto Íñiguez, llega el partido que puede decidir al campeón. Si Perfumerías Avenida consigue tal hazaña será su octava ocasión y la segunda consecutiva tras el parón en la temporada 2019-2020 por coronavirus. 2005-2006 / 2010-2011 / 2012-2013 / 2015-2016 / 2016-2017 / 2017-2018 / 2020-2021. Se dicen rápido, pero se consiguen con paciencia, tras mucho trabajo y contra rivales de altura como ahora es Valencia Basket, equipo que ha conseguido doblegar a todo un Uni Girona que, por cierto, poco a poco va diciendo adiós a piezas clave a lo largo del año.

Que Perfumerías Avenida esté un año tras año luchando por el primer puesto y ser el mejor club de baloncesto a nivel nacional ni es casualidad ni se debe entender como habitual. El mérito de un equipo que ha estado con tan solo siete jugadoras disponibles en pleno epicentro de la temporada es de admirar y, sobre todo, en la línea de las palabras de Roberto Íñiguez, tras más de 60 encuentros disputados. Se suele decir que vale más la calidad que la cantidad, pero los 'mandamases' no opinan lo mismo y ambos conjuntos llegan al límite de sus capacidades físicas y mentales en el que debería ser el espectáculo del baloncesto femenino.

El primer encuentro fue duro y no se espera menos del de este jueves que además supone tener a la grada en contra. Las claves pasarán por la defensa. Maite Cazorla consiguió anular de principio a fin a una siempre importante Cristina Ouviña. Además, en la zona reinó Emese Hof de la mano de Fasoula con el control del rebote y 11 puntos entre ambas; mientras que Copper hacía de las suyas en un partido en el que solo ella anotó 20 de los 55 puntos de la totalidad del equipo. Precisamente, con ese posicionamiento en zona, acrecentado por una gran Katie Lou Samuelson, quien notó necesitó de puntos para ser protagonista, Avenida tiene que hacer daño a Valencia Basket.

"Esperamos al mejor Salamanca, tanto individual como colectivamente como siempre", señalaba Rubén Burgos en la previa de la rueda de prensa. "No será fácil, pero vamos a creer en ello, a dar el máximo y a intentar llevar esta final a tres partidos para jugar todas nuestras cartas. La defensa es lo que creemos que nos puede llevar al título y creemos que hay mucha igualdad, no están tan lejos. En la fase regular ellas han sido mejor equipo, su rendimiento en Europa ha sido espectacular y tienen una trayectoria impecable. Es el mejor rival al que te puedes enfrentar, pero tenemos argumentos y trabajo a las espaldas para plantarles cara y tener opciones".

En el lado contrario, Leonor Rodríguez apunta a que será un encuentro muy "exigente" físicamente hablando, pese a que es un encuentro bonito de vivir que toda jugadora quiere. Como clave resalta tener el mismo objetivo y mentalidad que en el primer encuentro, en el que avenida brilló por su defensa, dejando a Valencia en tan solo 44 puntos. "Tenemos que estar unidas y centradas los 40 minutos porque pueden ser los últimos de esta temporada".

 

María Pedrosa
tribunasalamanca.com
foto CB Avenida