El inicio de temporada del Spar Girona es brutal: 30 de septiembre, Lliga Catalana; 5 de octubre, debut en la Liga Femenina contra el potente Valencia en Fontajau; 8 y 9 de octubre, la supercopa en Vitoria contra Perfumerías Avenida, Valencia o Araski, y 12 y 19 de octubre, la previa de la Euroliga.

 

La segunda jornada de la Liga Femenina frente al Barça CBS ha quedado aplazada por la disputa de la previa europea. La obsesión en el club, lógicamente, es clasificarse para la máxima competición continental y la duda que había sobre la mesa primero de Pere Puig –eso lo ha gestionado siempre muy bien encontrando fórmulas– y ahora de Laia Palau es decidir el fichaje de la norteamericana que debe ser primordial este curso. Sobre la mesa tenían dos opciones pero la que más agradaba podría perderse el inicio del curso porque está disputando la WNBA y parece que puede llegar lejos. La otra opción parece que iba a llegar antes.

Éste es el dilema: esperar o no. El Spar Girona, al que también le falta cerrar el fichaje de una jugadora nacional, se jugará ante el Villeneuve francés la posibilidad de competir con los mejores clubs de la Euroliga, algo que es muy importante para mantener la exigencia de las de Bernat Canut y poder ser un club de máxima atracción en todos los niveles para llenar el pabellón de Fontajau. La tercera opción ahora mismo no convence: sería fichar a una jugadora para el inicio y una vez alcanzado el objetivo fichar a la que quieren. a quien también le falta cerrar el fichaje de una jugadora nacional, se jugará ante el Villeneuve francés la posibilidad de competir con los mejores clubs de la Euroliga, algo que es muy importante para mantener la exigencia de las de Bernat Canut y poder ser un club de máxima atracción en todos los niveles para llenar el pabellón de Fontajau.

La tercera opción ahora mismo no convence: sería fichar a una jugadora para el inicio y una vez alcanzado el objetivo fichar a la que quieren. a quien también le falta cerrar el fichaje de una jugadora nacional, se jugará ante el Villeneuve francés la posibilidad de competir con los mejores clubs de la Euroliga, algo que es muy importante para mantener la exigencia de las de Bernat Canut y poder ser un club de máxima atracción en todos los niveles para llenar el pabellón de Fontajau. La tercera opción ahora mismo no convence: sería fichar a una jugadora para el inicio y una vez alcanzado el objetivo fichar a la que quieren.

 

Haciendo números de 'rookie'

Rebekah Gardner sigue haciendo números para ser la mejor debutante en la WNBA. La del Spa (1,83 m, 1990) está jugando con las Chicago Sky.

 

Xavi Ballesteros
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)