Tras ser una de las mejores jugadoras de baloncesto catalanas de la historia, Núria Martínez (Vilassar de Mar, 1984) se ha estrenado esta temporada al cargo de directora deportiva del Barça CBS. Su transición a los despachos ha comenzado de forma exitosa y el equipo se ha clasificado para disputar la Copa de la Reina.

 

¿Qué análisis hace de la primera mitad de la temporada?

— La valoración es muy positiva. Tenemos una plantilla con muchas jugadoras del pasado año, cuando estábamos en la Liga Femenina Challenge. La dinámica era buena y formaban un buen grupo. Incorporamos cuatro o cinco piezas y el resultado nos ha dado un gran rendimiento. Muchas jugadoras han dado un paso adelante, lo que ha hecho que la primera vuelta fuera muy exitosa. No lo esperábamos, pero es merecido porque el trabajo del día a día es excelente.

¿La clave ha sido dar continuidad al proyecto?

— Sí, y que dieran un paso adelante. Con el nivel de la Liga Femenina Challenge no era suficiente y muchas jugadoras han realizado un inicio de temporada espléndido. Además, hemos recuperado a Anna Cruz, que hacía tiempo que no la veía jugar tan bien. Tenemos a Jolene Anderson, que es una de las piezas más importantes del equipo, junto a Ruth Hamblin-Davis, que es el pilar, un referente, tanto en ataque como en defensa.

La conexión con el público fue muy buena.

— Estamos muy cómodas aquí. Nos estamos haciendo nuestra casa y estamos construyendo una identidad. Creo que el público lo nota y los aficionados son cada vez más constantes. Estamos creciendo a pasos gigantes.

¿Cuáles deben ser los siguientes pasos del proyecto?

— Me centro en los detalles, en ir mejorando las pequeñas cosas del día a día que hacen que la estructura se vaya haciendo más sólida y estable. Las jugadoras y el cuerpo técnico deben tener todas las herramientas para seguir creciendo como equipo. La gente debe poder trabajar cómoda y feliz para evolucionar.

La estructura del club es atípica, con la suma del CB Santfeliuenc y el Barça.

- La gestión es buena. Tenemos un grupo de trabajo muy activo y cuento con el apoyo de Juan Carlos Navarro y Mario Fernández, que están muy encima del proyecto. Hemos incluido figuras que nos ayudan a tener un enfoque más profesional. Además, la gente del Santfeliuenc lo está dando todo para que las cosas funcionen. La estrategia es seguir sumando sinergias.

¿El estilo de juego atrevido es premeditado o una consecuencia de las jugadoras existentes?

— Isaac Fernández tiene esta forma de jugar, le gusta mucho, e identificar a las jugadoras que tenemos es la mejor estrategia posible. Ahora también hemos aprendido a jugar a otras velocidades en función de lo que el partido te pide en cada momento. La gestión del entrenador está permitiendo que todas las jugadoras estén rindiendo al máximo y se sientan involucradas en el proyecto.

Usted pasó muy rápido de la pista en los despachos. ¿Cómo se está encontrando?

- Es un cambio muy grande. La perspectiva que tenía como jugadora es muy distinta a la que tengo ahora. Me estoy encontrando bien y soy capaz de anticiparme a las posibles problemáticas que puede tener el equipo. Es el valor añadido de la gente del deporte, de una ex jugadora. Hay que mejorar muchas cosas, pero estamos evolucionando bien.

Aún hay pocas mujeres en puestos de poder.

— Ojalá haya más mujeres en cargos altos, pero no hay que regalarse nada. Los roles de poder deben estar ocupados por las personas más preparadas y capacitadas. Eso sí, debemos eliminar los obstáculos para que ninguna mujer sea discriminada y la elección se haga sin prejuicios.

¿Qué Liga Femenina se ha encontrado?

- Es el primer año que vivo una competición tan homogénea, es una liga muy disputada y cara. Es una competición muy bonita, donde muchos equipos están compitiendo contra los primeros. Esto es muy positivo. La exigencia es muy positiva para una competición que desea crecer. La Liga Femenina Endesa está teniendo visibilidad, pero podríamos tener más. Debemos mejorar.

Álex Gozalbo
ara.cat