La jugadora de Embutidos Pajariel Bembibre Helena López cumplirá el sábado, en el duelo del cuadro berciano en la pista del Cadí La Seu, 100 partidos en Liga Femenina Endesa.

Tras jugar dos campañas en la categoría con Snatt’s Femení Sant Adrià, vive su segunda temporada en El Bierzo, donde ha ganado mucho protagonismo.

Acercándose ya a los 50 con su equipo, la jugadora de Embutidos Pajariel Bembibre Helena López afrontará este sábado, en el duelo del conjunto berciano en la cancha de Cadí La Seu, su partido número 100 en Liga Femenina Endesa. Después de debutar en la máxima categoría en 2017 con Snatt’s Femení Sant Adrià, ésta es la cuartatemporada en la misma para una jugadora que, a sus 26 años, acumula un total de 230 partidos disputados en Competiciones de la Federación Española de Baloncesto (FEB) al sumar los disputados desde 2014 en Liga Femenina 2 con el equipo del Besós.

Su debut en Liga Femenina Endesa, en 2017, fue en el Open Day celebrado en el madrileño pabellón de Magariños, donde el equipo catalán sorprendió (73-80) a Lointek Gernika, uno de los habituales agitadores de la competición, en lo que sería el comienzo de una campaña maravillosa para el equipo barcelonés. Sobre aquella cita, destaca la escolta catalana que “el debut supuso hacer realidad un sueño. Nunca pensé que llegaría a jugar a este nivel”, admite López, que siempre se comporta como una guerrera y reconoce que “fue increíble poder hacerlo con mi club de toda la vida y llevándonos una victoria”.

Aparte de esto, fue una grandísima temporada para las del Besòs, que acabaron clasificándose para la Copa de la Reina y se quedaron a apenas dos triunfos del play-off. En este sentido, admite López que “esa primera temporada fue de ensueño. Conseguimos llegar a la Copa de la Reina y lo hicimos llenando el Marina Besòs y enganchando a mucha gente que venía a animarnos cada fin de semana”, rememora la exterior barcelonesa, que añade que “esa temporada me hizo crecer mucho como jugadora porque cada partido era un reto”.


Dos temporadas luchando por la salvación: “Me han ayudado a crecer”
En su segunda experiencia en la máxima categoría vivió la decepción de una complicada temporada que culminó en un descenso. En un contexto similar vivió su primera campaña en Embutidos Pajariel Bembibre, aunque en este caso acabó con una alegría. Considera que “luchar por la permanencia no es fácil porque hay mucha presión. En ambos casos, pese a la situación, tanto el Marina Besòs como el Bembibre Arena se llenaban y la gente nos seguía apoyando”, rememora la barcelonesa, que añade que “esas dos temporadas, a nivel personal, me han ayudado a crecer, sobre todo, mentalmente”.

Había llegado a Bembibre en 2021 después de dos campañas en Liga Femenina 2 tras el descenso. Recuerda que lo afrontó “con mucha ilusión por la oportunidad que se me daba y por poder volver a jugar en la máxima categoría. Mucha incertidumbre porque llevaba 15 años jugando en Sant Adrià, donde había estado muy bien siempre”, admite la catalana, que recuerda que “el fichaje implicaba muchos cambios en mi vida. Pregunté a gente que había jugado en Bembibre y todo el mundo me hablaba bien”, añade la exterior barcelonesa, que reconoce que “tenían razón porque la gente te hace sentir muy querida”. Una deuda: “Mi sueño sería que Sant Adrià volviera a ascender”

Ahora cumplirá su partido 100 en Liga Femenina Endesa en la misma pista en que los cumplió otra histórica del club berciano y la competición: Aleksandra Stanaćev. Lo hace en un momento dulce de su carrera y, de hecho, afirma que “me estoy sintiendo bien, me siento más protagonista que el año pasado. Estoy pudiendo ayudar más al equipo”, argumenta la escolta de la formación del Bierzo Alto, que, más allá de ser una de las más queridas por la hinchada, está ofreciendo un gran rendimiento. No obstante, cree que aún puede “dar una mejor versión. Aún me quedan muchas cosas por mejorar”, remacha.

Así se plantea el futuro una jugadora que vive feliz el presente, una persona con un corazón inmenso, una personalidad magnética y un carácter hipnótico por convincente. Reconoce que le gustaría “jugar los máximos partidos posibles en esta categoría”, aunque es consciente de que “aún queda mucho para los 200. De momento intentaremos celebrar los 100 primeros con una victoria y en el futuro ya se verá”, puntualiza la escolta barcelonesa, que parece tener aún una deuda pendiente para su segundo centenario en Liga Femenina Endesa. “Mi sueño sería que Sant Adrià volviera a ascender y cumplirlos allí”, sentencia.

CB BEMBIBRE