El técnico vasco tiene claro que tendrán que estar al pie del cañón por cualquier cosa, «Debemos estar preparados para jugar muchas cosas que no son baloncesto». El jueves 25 de abril a las 20:15 se jugará el primer partido en la pista del Jairis y, la vuelta a Fontajau el domingo 28 de abril a las 16:30

 

Uni Girona iniciará la aventura de los Play-offs en la cuarta posición, tras sufrir duro en la última jornada ante el Gran Canaria y, en el que tuvo que disputar los últimos ocho minutos del partido sin su entrenador , Roberto Íñiguez.

El técnico del Spar Girona en la rueda de prensa pospartido fue muy claro sobre su expulsión, «Una jugadora envió a amasar barro al árbitro, ese mismo árbitro se pone a hablar con la jugadora, cuando debería haber silbado la técnica por falta de respeto y vocabulario fuera de sitio. Cuando yo reclamo la técnica para la jugadora del Gran Canaria, me la silba a mí. Esto ha sido inaudito».

Con toda la razón del mundo, Roberto Íñiguez estaba enfadado y decepcionado con el arbitraje que había recibido su equipo. Las visitantes pudieron engancharse al partido debido a decisiones arbitrales muy dudosas y, también, sumaron muchos de sus puntos desde la línea de personal. Uni Girona lanzó 10 tiros libres y las visitantes el doble. Con esta vara de medir tan distinta entre ambos equipos, el técnico vasco explicó que había hablado con los árbitros en el descanso del partido, «La diferencia de faltas ha sido muy grande. He hablado con los árbitros y les he dicho que deben ver qué está pasando, que deben comunicarse con nosotros. El tipo de partido que estábamos jugando no era un duelo para que hubiera esa diferencia de faltas. Entonces, me contestan que el público está muy encima. ¿Y a ellos por qué debe importarles el público? Si son profesionales. ¡Además, el público de Girona son unos santos! ¿Qué excusa es la del público?», exclamó el técnico del Uni Girona.

No se quedó en el partido del sábado, sino pues puso de ejemplo el enfrentamiento de la jornada anterior, contra el Barça CBS en el que el conjunto gerundense perdió en los últimos minutos, «Después de ver el partido contra el Barça en frío, puedo decir que los árbitros nos aniquilaron. Nos acribillan. Ponen al Barça en el partido».

Roberto Íñiguez estaba nervioso y con motivos, «Desde hace muchas semanas siento que ha cambiado el respeto que nos tiene la liga. ¿Puede ser debido a lo que ocurrió en Valencia? Lo que ocurrió con Laura Peña, las amenazas que recibió la jugadora, las quejas del mismo club por cosas que ocurrieron. No tengo claro si todo esto ha tenido algo que ver, pero sí tengo claro que desde entonces ha habido un cambio substancial».

Dejando a un lado el arbitraje, Uni Girona tendrá que preparar muy bien la primera eliminatoria de los Play-offs. El primer partido será en la pista del Jairis (25 de abril / 20:15) y, la vuelta será en Fontajau el domingo 28 de abril a las 16:30. El conjunto murciano, desde que despidió al exentrenador gerundense Èric Surís a finales de diciembre, ha ganado doce partidos de dieciocho posibles. Venció al Uni Girona por 69 a 65 ante su público.

Esta reacción fue a causa de su entrenadora, Anna Montañana, que ha sido galardonada con el premio a la mejor entrenadora de la temporada y, ha logrado que su equipo imponga su ley a partir de la defensa. Aina Ayuso es la jugadora más valorada de la temporada del equipo murciano, formada en el Siglo XXI, la base de Barcelona ha demostrado estar preparada para liderar a su equipo. Dentro de sus filas también está Abby Bishop, ex jugadora del Uni Girona la temporada 2019-2020

Jan Torrent
foto: Marc Martí
diaridegirona.cat / G.T.