Würzburg fue una olla a presión y el impulso para un Perfumerías Avenida que jugó uno de los mejores encuentros de las dos últimas temporadas

 

EL REGRESO DE ÍÑIGUEZ: El duelo de semifinal era la primera vez que Íñiguez regresaba a Würzburg, que no a Salamanca, desde su marcha. Una vuelta tranquila en los primeros instantes y repleta de saludos con personas que trabajaron con él e incluso con el presidente Jorge Recio al que saludó en cuanto este llegó al pabellón. También con jugadoras como Mariella Fasoula y Silvia Domínguez mientras seguían el calentamiento desde la banda y con las que charló sobre el proceso de recuperación de sus lesiones. Después, a la hora de saltar a la pista precediendo a su equipo -la mejor forma de intentar echar sobre él la presión-, pitos desde la grada al extécnico por un lado por ser hoy el entrenador rival y, para muchos, porque no aceptaron cómo fue su marcha. Eso sí, sin malos gestos ni insultos. Él optó por el aplauso. También pitada en la presentación y luego durante sus protestas durante el duelo, aunque todo dentro de la deportividad de la que siempre es ejemplo la 'marea'.

 

ALEGRÍA CON LOS 'REFUERZOS': Más de una hora antes de comenzar el encuentro, las jugadoras de Perfumerías Avenida ya calentaban sobre el parqué de Würburg y fue entonces cuando de manera consecutiva se llevaron dos alegrías, además una para muchas de ellas inesperada. Se produjo cuando por el túnel de vestuarios apareció Mariella Fasoula, llegada para el encuentro directamente desde Grecia. Los abrazos con todas sus compañeras y sus caras fueron significativas sobre lo que la pívot significa en el vestuario por más que se haya perdido buena parte de la temporada por la lesión de rodilla. Ella formó parte en todas las ceremonias previas al duelo, salida a la pista, presentación, instrucciones en los tiempos muertos. Habrá que esperar a la próxima temporada para verla de corto pero de lo que no cabe duda es de que hasta cuando no puede estar su presencia pesa. Primera alegría a la que se sumaba otra con la aparición de Maite Cazorla, que la mayoría ya sabían que se encontraba en Salamanca pero que de inmediato se fue a colocar al lado del banquillo de su exequipo al que de manera discreta animó todo el duelo.

MARTÍNEZ CHARLA CON LAIA: Dos que se conocen bien porque llevan muchos años trabajando juntos con Nacho Martínez y Laia Palau. Ambos llevan tiempo coincidiendo en la selección, el primero como segundo de Miguel Méndez y la directora deportiva de Girona primero como capitana de la selección y ahora miembro del staff. Larga charla entre ambos en los prolegómenos del partido que compartieron durante varios minutos también con el ex de Avenida Roberto Íñiguez.

AUTORIDADES EN EL PALCO: Como no podía ser de otra manera en un encuentro de esta relevancia, Salamanca estuvo representada en el palco por su alcalde Carlos García Carbayo y la concejala de Deportes, Almudena Parrés que pese a tratar de llevar lo mejor posible el protocolo, no pudieron dejar de festejar las acciones de las azulonas contagiados por la euforia general en Würzburg.

VALORACIÓN: 100 puntos de valoración sumó el equipo salmantino por 42 de su rival. Sobran decir mucho más. Avenida ganó en todos los apartados estadísticos incluído el rebote pese a los doce ofensivos que capturó Girona. El ocho de 16 en triples o el 22 de 43 en tiros de dos son muestra del acierto así como las quince asistencias repartidas. Además, y sobre todo, el equipo salmantino solo perdió ocho balones en todo el encuentro.

Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com