Marc Gasol y Cayetano Pérez llevan personalmente la negociación. La opción de unir a los dos clubs hace tiempo que se contempla y se ha acelerado

 

El Baloncesto Girona y Uni podrían fusionarse este mismo verano. Era, esta, una posibilidad que todo el mundo daba por factible a medio plazo pero que se acabó acelerando, según avanzó hoy la Cadena SER, y pudo confirmar este diario. Las negociaciones las llevan personalmente ambos presidentes, Marc Gasol y Cayetano Pérez, con mucha cautela y secretismo. Tanto es así que incluso los trabajadores de Uni han firmado acuerdos de confidencialidad para evitar que pueda trascender nada.

Los dos principales clubes de baloncesto de la ciudad llevan tiempo trabajando juntos, a través de un acuerdo que llevó la base del Uni bajo el paraguas del Bàsquet Girona. Ahora se podría dar un paso más y que el primer equipo femenino también fuera gestionado desde el club de Marc Gasol, aprovechando su estructura, con la idea de mantener su competitividad y viabilidad. Esto abre muchos interrogantes y, de certezas, todavía se conocen pocas. Que las negociaciones están bien encarriladas y que todas las partes ven bien ampliar el entendimiento es una realidad, pero se desconoce si Uni cambiaría de nombre y competiría como Bàsquet Girona, si podría mantener una cierta independencia, o si se mantendrán dos abonos diferentes o se crearía uno único para ambas disciplinas.

Ni Baloncesto Girona ni Uni han querido hacer ninguna valoración pública de la noticia. El equipo ACB está centrado ahora en cerrar la temporada, con la permanencia en el bolsillo, disputando los dos últimos partidos el viernes en Gran Canaria y el domingo en Fontajau contra el Zaragoza. Además, el club que preside Marc Gasol está culminando todo el proceso de transformación en SAE, que convertirán al ex jugador en el único accionista de la sociedad. La operación está cerrada y será efectiva a partir del 1 de julio, de cara a la próxima temporada. Entonces, la base pasará a ser gestionada por una Fundación de nueva creación. Uni, mientras, tras cerrar el domingo en Salamanca una temporada decepcionante, espera resolver, como primer paso, la continuidad de Roberto Íñiguez como técnico. La propuesta está ahí, y ahora esperan respuesta del preparador.

La llegada a la Liga Femenina de estructuras ACB como el Valencia y el Zaragoza, ya partir de la próxima temporada, el Joventut, ha disparado la competitividad del torneo. Uni este curso ha terminado cuarto de la liga regular a pesar de tener uno de los presupuestos más altos de la historia. Con la fusión, sea de la forma que sea, con el Bàsquet Girona, se busca estabilidad.

Jordi Roura
foto: Marc Martí
diaridegirona.cat/G.T.