La griega, pese a no poder estar en la pista, volvió a ser una de las más activas durante el partido


¿Se puede jugar un partido sin estar dentro del terreno de juego? Puede sonar extraño o paradójico, pero la respuesta es sí. Y este jueves se ha vuelto a ver en Würzburg. Más allá de que el recinto deportivo de Salamanca se convierte en una jugadora extra de Perfumerías Avenida, la respuesta la dio Mariella Fasoula.

La jugadora helena lleva meses sin poder aportar para su equipo dentro de la pista, pero demostró que sí puede dar un extra a sus compañeras y ser una más incluso fuera del banquillo.

Activa desde antes de empezar, haciéndose fotos con los aficionados, la griega acaparó la mirada de muchos por su comportamiento desde que arrancó el encuentro. Gritando las decisiones arbitrales, protestando, apoyando y animando a la propia grada, Fasoula fue uno de los nombres propios del partido y sin jugar.

Arrinconada en una de las esquinas, por fuera de las vallas publicitarias, fue una más al igual que en la semifinal contra Girona. Ya en Salamanca para la puesta a punto de la recuperación, celebró, protestó, pidió a sus compañeras que despertasen, 'aplaudió' a los árbitros y, pese a acabar siendo poseída por la desilusión y tirando contra el suelo una de las almohadillas del equipo de entrenamiento, demostró que sí. Se puede jugar estando fuera de la pista.

Manel Pacho
tribunasalamanca.com