Pese al intento desde la defensa, imposible sostener la batalla contra Valencia con un 16 de 67 en tiro, 3 de 18 en triples (61-44)

 

Punto y final. Se acabó la temporada y Valencia Basket es campeón consiguiendo además alzarse con el triplete. Se impuso a un Perfumerías Avenida que en la Fonteta intentó 'creer', buscó sostenerse desde la defensa donde trabajó bien parte del encuentro pero topó con un día horrendo en el tiro. Lastrado por el desacierto en el triple, a cuyo intento invitaba Valencia cerrándose sobre el interior azulón, acabó perdiendo opciones pese a los intentos de Koné de sostener a su equipo. No hubo forma, esta vez no hubo 'milagro' -y quizás las dificultades en cuartos y semifinal ya eran un claro síntoma de lo que podía venir-, y ganó el que lo mereció con más acierto y más equipo en la final.

No se puede negar que fue un primer tiempo intenso, sobre todo táctico en el que poco a poco Valencia Basket mostró estar menos presionado y fue imponiendo su defensa y dejando gotas de calidad en su ataque. Desde el inicio, se percibió una estrategia basada en el desgaste, con una defensa sólida que dificultaba slos intentos de Avenida por llevar el balón a su interior donde Koné intentaba asumir el protagonismo en una gran batalla inicial con Fingal, en su mejor partido con Valencia.

Avenida trabajaba bien atrás pero los intentos por remontar se encontraban con un obstáculo fundamental, en el lanzamiento triple donde en el primer tiempo acumuló un clarificador 0-9.

El segundo cuarto no se apartó de ese guión. A pesar de los esfuerzos del equipo salmantino por recortar la distancia, Valencia continuaba mostrando su solvencia defensiva, limitando las oportunidades de anotación de las de Martínez que apenas encontraban la solución de Koné, algunos puntos de Hatar y una pequeña aportación de Leo Rodríguez. Cada posesión era una batalla táctica y física, con rotación constante de las pívots por parte de Burgos.

Hacía la goma Avenida pero no había forma de que llegara algún triple o la inspiración de una jugadora exterior que pusiera en jaque a la defensa taronja y la obligara a abrirse Carter, superada, no entraba en partido y el desacierto también acompañaba a Prince, jugadoras ambas fundamentales para intentar la reacción y que en general en los play off no han encontrado su momento.

El desacierto desde 6,75 se mantenía en la reanudación y alcanzaba el 0 de 12 después de cinco minutos disputados y sin ese acierto era imposible evitar que Valencia, a poco tino que tuviera, aumentara su renta. Parecía que el ataque de Avenida estaba abonado a un Koné contra todas y Martínez pedía tiempo muerto con -13 para intentar dar con alguna solución.

Lejos de eso, en ataque no se despejaba el horizonte con más intentos triples que parecían proyectiles lanzados para que una batería antimisil los enviara lejos del aro. Pese al día aciago se seguía tirando, no se buscaban otras soluciones quizás porque el equipo taronja viendo el panorama flotaba y dejaba tirar optando por cerrarse más cerca de su aro.

Así controlaba el rebote y si encontraba alguna opción de atacar a campo abierto llegaban los puntos sencillos y la ventaja seguía aumentando y al final del tercer cuarto no se vislumbraba una opción viable para el milagro, 44-31.

Y avanzaba el último parcial y el porcentaje de tres de Avenida se iba a 0 15 y no aparecía la jugadora que demostrara que sabe jugar este tipo de encuentros mientras que en Valencia sí que las Ouviña o Casas se dejaban ver cada vez que Avenida, que al menos atrás no se rendía, se acercaba. A menos de seis del final llegaba, por fin, el triple azulón de la mano de Prince que ponía el 49-38. Alguien pudo creer que a lo mejor ahí se encontraba algo de fe pero un triple de Casas y una opción más a campo abierto tras robo acababan por poner la puntilla.

En la Fonteta ya se celebraba el título porque la bajada de brazos de Avenida era un hecho tras otra pérdida y triple de Fingal que ponía la puntilla a la final y practicamente a una temporada que para Avenida acaba de forma agria.

VALENCIA BASKET (14+15+15+17): L. Romero (11), N. Fingall (15), A. Iagupova (5), M. Hempe (4), Q. Casas (11) -cinco inicial-, M. Erauncetamurgil (0), C. Ouviña (6), E. Buenavida (2), M. Gulich (5), A. Fam (0), Florez (0) P. Ginzo (2).

PERFUMERÍAS AVENIDA (9+10+12+13): Arica Carter (3), Leonor Rodríguez (7), Andrea Vilaró (0), Laura Gil (2), Sika Koné (16) -cinco inicial-, Olcay Cakir (4), Antonia Delaere (2), Alexis Prince (5), Bernardette Hatar (5).

Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com
foto Vir Pintado