Controversia por la presencia de Lala Touré (1,86 m, 2008) en el estatal cadete que se juega en Santiago de Compostela. La pívot maliense y la junior Mama Sidiki empezaron el curso en el Baloncesto Girona Uni Laia Palau y jugaron con el Spar, antes de desaparecer de la noche a la mañana

 

 

Lala Touré acapara los focos en Santiago de Compostela, donde juega el campeonato de España cadete con el Gran Canaria. La pívot maliense (1,86 m, 2008) llegó a Girona hace casi un año de la mano con Mama Sidiki (1,75 m, 2007) y la semana pasada estaba inscrita con su anterior club gracias a la desvinculación de oficio dictaminada por la FEB. Desinhibido el CSD y con la federación catalana dando la razón al club gerundense, Touré tenía licencia con el Baloncesto Girona Uni de Laia Palau –cuarto de Catalunya, si hubiera superado al Sant Adrià por el tercer puesto se habría clasificado para la fase final– y llegó a jugar el estatal con Catalunya. La pívot firmó 13 puntos, 11 rebotes y 14 de valoración en el triunfo en cuartos ante el Estudiantes por 58-39 y jugará ante el Barça CBS, que superó al Sant Adrià por 35-51 en semifinales. Más allá de la edad –llegó al club canario siendo infantil–, la tramitación de su licencia, fuera de plazo y sin que en Girona se haya recibido compensación alguna, es la que más controversia levanta. Otro caso controvertido es el del congoleño Mervedi Miteo, también del Gran Canaria, quien según su ficha de FIBA 3x3 tiene 19 años y la categoría cadete es hasta los 16.

Visto y no visto

Touré y Sidiki se marcharon el 13 de febrero, sin avisar a ninguno de los responsables del club gerundense, con el que habían firmado un acuerdo por tres años con una cláusula de rescisión. Ambas jugadoras habían debutado en la Liga Femenina con el Gran Canaria la temporada 22/23, 12 partidos el escolta y 3 la pívot, que el 12 de octubre de 2022, en el triunfo ante el Jairis por 64-56, se convertía con 14 años, 5 meses y 12 días en la debutante más joven de la LF. Touré y Sidiki habían ganado el campeonato de España junior, en la fase final en la que el Baloncesto Girona Uni de Laia Palau fue quinto, y el escolta, designada MVP. Ambas jugaron más de 20 partidos en menos de un mes hace un año. Desvinculadas de Las Palmas, el proyecto gerundense fue el elegido por su agente, a la vez tutor, en julio del pasado verano antes de viajar a Mali. Tenían otras propuestas, como Málaga, pero finalmente en agosto se incorporaron al Uni, con visado de estudiante y haciendo la pretemporada con el Spar Girona, con quien llegarían a jugar 5 partidos Sidiki y 1 Touré –2 puntos y 2 rebotes en 2:44 en la jornada 1 en Zaragoza (65-38).

Borja Sánchez
lesportiudecatalunya.cat/G.T.
foto FEB