Pere Puig, director deportivo del Uni, y Lorenzo Biargé, el presidente, se muestran convencidos de que el equipo está capacitado para forzar el desempate tras el gran partido de Salamanca Fontajau ya ha cubierto unas 3.500 localidades para el domingo

«Las ligas se Ganan el 23 de abril» se el hashtag creado ayer por el Uni en Twitter con voluntad de levantar el ánimo a equipo y afición de cara al segundo partido de la final de la Liga. Las gerundenses tuvierón la victoria muy búsqueda miércoles en Salamanca pero la gasolina se acabó el último cuarto. Toca apelar a la magia de Fontajau para forzar domingo el desempate

Jugaron mejor que el Perfumerías Avenida, llegaron a poner el miedo en el cuerpo a las 3.500 personas que llenaban el pabellón de Würzburg, pero al final todo el esfuerzo terminó en nada. Las salmantinas, con un parcial de 26-5, aprovecharon que el Uni, con sólo siete jugadoras, había terminado la bentzina para remontar un duelo que habían llegado a perder de 15 puntos en el tercer parcial. Moralmente tocadas por la derrota, que de postre terminó siendo de 12 (72 a 60 después de tres triples consecutivos del Perfumerías los últimos dos minutos) y agotadas físicamente tocaba subir al autobús para enfilar el camino de vuelta hacia Girona, donde llegaron a primera hora de la mañana. Jornada de descanso y reflexión. Hoy volverá a salir el sol, se reanudarán los entrenamientos, y seguro que todo el mundo encontrará argumentos para la esperanza: se puede igualar la serie el domingo en Fontajau y forzar el desempate, que se jugaría en Salamanca por Sant Jordi.


Al menos en los despachos todo el mundo tiene claro que el Spar CITYLIFT ha hecho méritos suficientes como para demostrar a los incrédulos que puede ganar esta liga. O, al menos, hacerla sudar a un Avenida que este curso todavía no ha ganado nada. El director deportivo, Pere Puig, lamentaba ayer que «jugamos mejor que ellas, pero perdimos. Estoy convencido de que si hubiera podido jugar Ibekwe habríamos ganado, porque seguro que habría robado algún balón para hacer sus contras y nos habría ayudado a superar los obstáculos que encontramos ». Puig tiene claro por qué el equipo terminó cediendo miércoles todo y haberse puesto 15 puntos arriba en Würzburg. Según él «aunque dimos una clara imagen de superioridad en la mayoría de fases del partido, un factor determinante fue la pérdida de balones en el último cuarto y los errores en el triple». Y no es que las jugadoras tiraran forzadas: «muchos de los lanzamientos estaban bien jugados pero tiradores fiables no lo estuvieron y, en cambio, ellas sí que al final acabaron encontrando el acierto desde la línea de tres».
El director deportivo del Uni explicaba que «me había dado buenas sensaciones el hecho de que en el tercer cuarto ya habíamos superado un momento de crisis y habíamos podido llegar al final ganando de nuevo» pero admite que «nunca vi el partido ganado, soy muy sufridor ». A pesar de la derrota Puig entiende que ahora en el Uni le toca apelar al factor pista, como hizo el miércoles la Avenida, y que entre esto y un último esfuerzo del equipo se pueda alargar la serie hasta el desempate . «Hemos demostrado que es posible ganarlas», subrayó.


En una línea similar se mostró el presidente, Lorenzo Biargé. Según él «al final acabaron decidiendo Silvia Domínguez y Asurmendi» y consideró, al igual que había hecho Puig, que «el Uni hizo un partido muy superior». Ahora el máximo responsable del Spar CITYLIFT espera que la afición responda domingo y que Fontajau llene para conducir las jugadoras de Xavi Fernández hacia el empate en la serie final. «Confío en una gran respuesta del público y que, tal y como hicieron ellas, nosotros también podamos convertir el factor cancha en un elemento determinante».


El objetivo de la Uni de llenar Fontajau es cada vez más cerca. De momento, a dos días por el partido, ya se han cubierto unas 3.500 localidades del aforo, entre invitaciones repartidas por los patrocinadores, clubes que han pedido localidades y los pases de regalo que todos los socios podían pedir. El Spar CITYLIFT reserva un paquete de 250 entradas de pago (5 euros) para vender en las taquillas del pabellón domingo. También se pueden adquirir a través de la página web del club. Hasta anoche aún se podía encontrar billetes de regalo en las sedes de los diferentes patrocinadores (Spar, CITYLIFT, Espacio Gironès y Wala) pero la previsión es que se agoten hoy mismo.

Jordi Roura
diaridegirona.cat

foto: Alejandro López (www.lokosxelbaloncestofemenino.com)