Un mes después de su ascenso a la Liga Femenina, el Al-Qazeres apenas ha generado noticias. ¿Qué ocurre? Desde el club se reconoce que la confección de la plantilla "va lenta", pero que es una estrategia para equivocarse lo menos posible. Y que los esfuerzos a nivel organizativo se están centrando en cumplir con los requisitos económicos que exige la Federación Española de Baloncesto para confirmar su plaza en la máxima categoría.

El objetivo en una entidad que no tiene grandes empresas detrás es reunir, poco a poco, los suficientes apoyos para poder cumplimentar un aval de 70.000 euros. Otras temporadas, hasta el propio entrenador, Jacinto Carbajal, había puesto su granito de arena en esta operación financiera, imprescindible para competir. Más fácil será encontrar los 2.550 euros necesarios para la inscripción.

Aunque ya se ha llamado a las puertas de las principales instituciones, será un proyecto modesto, otra vez con uno de los presupuestos más bajos de la categoría. Ahí es donde entra la planificación deportiva, donde ha habido pocos movimientos tangibles.

Todo hace indicar que Julie Forster renovará, lo mismo que las jugadoras de la casa como las hermanas Romero, Silvia y María, y Elena Corrales. También se cuenta con Mariona Martín, lesionada de gravedad la pasada campaña.

Luego, todo son dudas, aunque no tanto con la estructura de contar con un núcleo principal de 5-6 jugadoras en las que concentrar la inversión. El Al-Qazeres no está en disposición todavía de decir si contará con Vero Sánchez, Carla Nascimento, Marieme Cisse y Tamara Taylor, componentes profesionales del equipo del ascenso. Leia Dongue está descartada, ya que regresará a la liga angoleña, lo mismo que Jovana Vidakovic, cuya participación en los últimos partidos fue testimonial.

"Queremos centrarnos primero en el juego interior y después ya veremos cómo completamos el equipo. Lo que no queremos es precipitarnos en las decisiones porque sabemos que lo que hagamos ahora será importante en la temporada", aseguran a nivel interno. La experiencia de hace dos años no se olvida: "Fichamos demasiado rápido a jugadoras como Lady Comfort y fue un error. Poco después nos surgieron mejores oportunidades en el mercado", se remarca.

Javier Ortiz
elperiodicoextremadura.com