Eric Surís, que podrá disponer de toda la plantilla, incluso de una Vasic que se había perdido los dos últimos partidos, afirma que irán a Salamanca «ganar» el título pero alerta de que «en estas competiciones extremas un mal día te puede dejar fuera desde el principio »

 

Spar CITYLIFT Girona llega a la Copa de la Reina en el mejor momento de la temporada. Seis triunfos seguidos entre Liga Endesa (Campus Promete, Perfumerías Avenida, Gernika y Al-Qázeres) y Euroliga (Schio y Montpellier) avalan la reacción del equipo de Eric Surís una vez superado el bache de juego y resultados del mes de enero , coincidiendo con un calendario apretado de partidos y con varios cambios en la plantilla (salieron Rosó Buch y Brittney Sykes, y han llegado Marta Xargay y Bishop, además de la recuperación de Nuria Martínez). Ayer Surís aseguró que van a Salamanca, sede del torneo, «con la máxima ambición» para ganar un título que se le resiste al vigente campeón de Liga.

«Las últimas tres finales de Copa las hemos perdido, y son las tres únicas que hemos jugado. Debemos ser conscientes de dónde estamos, tenemos la ambición de ganar el título, eso es indudable, pero estas son competiciones extremas, todo pasa muy rápido y un mal día puede dejar fuera cualquiera », aseguró. Fontajau fue el escenario de un media day para analizar la competición, que arranca el jueves con los primeros partidos de cuartos.

Las gerundenses debutarán al día siguiente (18 h, Teledeporte) contra el Cadí, y si se llevan el derbi, el sábado buscarían un lugar en la final del domingo contra el vencedor del Valencia-Tenerife. Por todo ello, el técnico todavía no se plantea ningún posible duelo contra el Avenida, el equipo anfitrión, en el partido decisivo por el título. «De momento el partido Perfumerías Avenida-Girona no está programado en la Copa de la Reina, no podemos especular», se limitó a decir, a pesar de admitir que «haberlos ganado los últimos cinco veces te da un estado de ánimo positivo pero debemos centrarnos en el Cadí.

La expedición marcha jueves, con un vuelo Barcelona-Valladolid, y completará el viaje por carretera hasta Salamanca. Sobre el primer rival en el partido de cuartos, Surís ha recordado que "todos los partidos contra el Cadí son disputados, físicos e intensos, con dinámicas muy cambiantes». Esta temporada las gerundenses sufrieron mucho para llevarse la victoria de La Sede en el partido de la primera vuelta (54-56).

El equipo gerundense, con todo, pasa por su mejor momento y el entrenador lo admite: «Llegamos en buen momento físico y anímico en la Copa. Estamos en línea ascendente », aseguró, sin querer decir si su equipo era« favorito o no al título »ni hablar sobre una hipotética final contra el Perfumerías Avenida, que ejerce de anfitrión.

Las claves para haber recuperado la mejor versión del Uni, según Eric Surís, pasan por «haber superado un mes de enero exigente, el bajón físico, los cambios en la plantilla, entrar en la rueda de jugarse viajar sin prácticamente entrenar, encontrarnos con equipos en la liga que preparaban muy bien los partidos ... ».

En este sentido el paro FIBA ​​para la disputa del Preolímpico el mes pasado «nos fue bien para cambiar de chip y descansar. Y luego vino una semana larga para entrenar, limpia de partidos, que hacía muchos meses que no lo habíamos hecho ». De esta manera el Uni tumbó la Avenida, el Gernika y el Schio, «tres triunfos en tres partidos muy exigentes en sólo seis días». La reacción «nos ha dado un punto de confianza, el equipo se encuentra a gusto, y quiere ir hacia arriba», pero Surís alerta que van a la Copa «sin triunfalismos y tocando con los pies en el suelo».

El Uni tiene todas las jugadoras disponibles, incluida Sonja Vasic, que no jugó ni el domingo contra el Al-Qázeres ni el pasado miércoles en Montpellier por unos problemas físicos. Coulibaly no completó el entrenamiento de ayer por unas molestias pero en principio podrá jugar la Copa con normalidad.

Jordi Roura
foto: M. Martí
diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)