Desde 1995, Laia Palau (1979) ha jugado 27 partidos en las fases finales de la copa, a sólo tres del récord histórico de Elisa Aguilar (30), una marca que podría igualar si el Spar Girona se planta en la final del domingo.

Más asequible es el récord de asistencias, también en manos de Aguilar (85), campeona en ocho ediciones del torneo. Palau en suma 81 y ella misma bromeó ayer en conocer el dato: "No la conocía, eso quiere decir que he jugado muchas y, si me faltan cinco, me dedicaré a pasar todas."

La jugadora, a la que el club quiere renovar al menos una temporada más, también habló del partido del jueves contra el Movistar Estudiantes. "En la liga en casa nos llevaron muchos problemas (88-78 tras una prórroga) y en su pista nosotros jugamos muy bien (54-71), pero no tiene nada que ver un partido de liga con unos cuartos de la copa, que de hecho ya son una final. " La base, que ya podrá compartir una vez más la posición en la dirección de juego con Chelsea Gray, tiene claro cuáles son los puntos fuertes del equipo de Madrid. "Hacen un juego muy ordenado y tienen las ideas muy claras. A menudo juegan todas abiertas porque son muy buenas tiradoras y esto hace que sea incómodo defenderlas. Tenemos que estar muy preparadas. "

Respecto al estilo del equipo, el entrenador del Estudiantes, Alberto Ortego, también ha avisado de que no piensa modificarlo en el partido de mañana. "Vamos a Valencia sin nada que perder y no tenemos presión. Nosotros tenemos una manera de jugar, muy sueltas, y no la cambiaremos. " El equipo de Madrid llega a la copa después de una brillante victoria contra el Casademont (83-54) con protagonismo para sus jugadoras exteriores, Sofía da Silva, María Espín y Arica Carter.

lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO