Las Women in Black de Movistar Estudiantes obligaron a Spar Girona a sacarlo todo para pasar a semifinales. Ante las vigentes campeonas de liga y sin dos jugadoras referentes, las estudiantiles nunca se salieron del partido, siempre luchando e incluso amenazando con la remontada.

 

Con la cabeza muy alta y una experiencia muy importante para el futuro, así de puede marchar Movistar Estudiantes de la Copa de la Reina. Sin dos interiores importantes como son Leslie Knight y Jana Raman, merece una mención especial a la defensa, que provocó 17 pérdidas en Spar Girona.

Las vigentes campeonas de liga marcaron diferencias en la primera mitad, con ventajas cercanas a los 10 puntos, aunque encontrando siempre respuesta en Movistar Estudiantes. Ya en el primer cuarto, en un momento delicado, respondió Arica Carter con 6 puntos consecutivos.

Y es que siempre que las gerundenses amenazaban con romper el marcador, había un triple, un 2+1 o una falta sacada para evitar que la diferencia se disparase. En el segundo periodo, Agostina Burani.

Hubo amago de remontada también. Tras el descanso, en unos minutos de espesor catalán en el ataque, con muy buenas defensas colegiales, la distancia se redujo a tan sólo 4 puntos (46-42). Ahí apareció la calidad de Spar Girona, con dos triples consecutivos y, para culminar el tercer cuarto, tres tiros libres por falta sobre Chelsea Gray devolvían el colchón de 10 puntos a las líderes. 59-49.

En el último cuarto Movistar Estudiantes siguió soñando, aunque la falta de acierto de cara al aro condenó al equipo. La diferencia fue creciendo ya en los últimos minutos hasta el 73-55 final.

Un balance positivo, pese a la derrota, para afrontar desde la próxima semana partidos de Liga Femenina Endesa. Miércoles 10, ante Perfumerías Avenida en el Movistar Academy Magariños, el primero.

ESTUDIANTES