Partido muy serio de Perfumerías Avenida que superó con claridad a Durán Maquinaria Ensino, 82-51, para alcanzar una año más la semifinal donde se enfrentará a Spar Girona

 

Jugar. Eso que justo ahora hace un año tuvieron que dejar de hacer las jugadoras de Perfumerías Avenida y las de todos los equipos era casi su único deseo a medida que pasaban los días y los meses. Demasiado tiempo sin hacerlo hasta que por fin volvió a botar el balón en las pistas pero una vez satisfecho ese deseo es evidente que a cualquier profesional de este deporte el que le acompaña es el de ganar y el de estar en citas como la de la Copa de la Reina para intentarlo. Jugar cualquier partido es importante pero cualquier componente del equipo azulón reconoce que cuando se encuentra ante citas como los de la burbuja de Euroliga o estos de la Copa pasa por su cuerpo y mente una sensación diferente. Por mucho que se haya jugado o se haya ganado, por mucho que todos intenten llevar al límite la presión colocando el cartel de favorito o por mucho que no se lleguen en plenitud física de todo el plantel, se quiere más y más en una Copa que es un torneo que varias jugadoras de Avenida han ganado pero otras tantas no.

La competición en la Copa viene determinada en sus enfrentamientos por lo que se ha hecho en la Liga pero una vez que comienza el torneo copero es evidente que todo cambia y es bueno no asumir que las trayectorias en la Liga van a ayudar. Se habla del torneo de las sorpresas y es por algo y por eso, en el siempre peligroso cruce de cuartos, interesaba ver cómo era la puesta en escena tanto de Perfumerías Avenida como de un Durán Maquinaria Ensino que ya durante el año había demostrado que sin presión puede subirse a las barbas de equipos en teoría superiores.

Entre las cosas que decía el militar y filósofo Sun Tzu en su 'Arte de la Guerra' es que "nunca se debe atacar con cólera y con prisas. Es aconsejable tomarse tiempo en la planificación y coordinación de un plan". Avenida tenía un plan claro y por eso no se alteró pese a ese arranque.

Pese a no tener porcentajes altos en el tiro, Avenida cogía el mando en el marcador porque si algo hacía bien era ir al rebote ofensivo ganando así segundas opciones que en un cuarto con pocos puntos le permitía irse a una máxima de +7 tras los primeros puntos de Milic, 15-8, un poco reducida al finalizar el parcial apoyándose Ensino en el acierto de Stanacev, 17-12.

Le puso una velocidad más Perfumerías Avenida a su juego en el segundo cuarto. Velocidad en el movimiento de balón para descolocar, o al menos intentarlo, la defensa de Ensino para acabar encontrando con acierto el lanzamiento de una Katie Lou Samuelson, que destapó el tarro de la esencias con dos aciertos consecutivos desde el 6,75. Lo hacía jugando de '3', posición que volvía combinar con la de '4' dentro de la rotación que mantenía Íñiguez tratando de meter el máximo ritmo al encuentro.

Pese a la ventaja que manejaba Avenida, ya por encima de los diez puntos, paraba el partido el entrenador del equipo salmantino después de conceder dos rebotes en aro propio y facilitar cuatro puntos a Lugo. Restaban tres minutos para el descanso y era importante aprovecharlos porque en una cita así, si es posible romper cuanto antes mejor y así se administra mejor el esfuerzo. A la vuelta, triple de Hayes, un libre de Leo Rodríguez y dos más de la estadounidense en un 'coast to coast' pero sobre todo sólo seis puntos encajados en nueve minutos explicaban una ventaja que se iba al +20 antes de que Stanacev cerrara el cuarto sobre la bocina con dos puntos para el 38-20.

Tan importante como acabar bien el segundo parcial era un buen arranque de tercero para confirmar la sensaciones y la canasta de Lou Samuelson tras un buen movimiento de balón pareció un buen augurio. Avenida no permitía tirar fácil a Lugo desde fuera porque conoce bien el daño que puede hacer si coge racha y a medida que rebajaba los porcentajes de su rival decrecía también su confianza.

Buena defensa y muy buen ataque, no solo por los puntos que se anotaban sino por los movimientos generales para llegar a ellos, liberando espacios, combinando situaciones de exterior e interior. Avenida circulaba cómodo porque lo hacía con orden y eso le permitía irse por encima de los veinte de ventaja. Hempe, con un triple en un balón que casi se encontró, rompía la dinámica claramente favorable al equipo salmantino para entrar en una fase de juego con más erores que aciertos en ataque pero siempre con la actividad defensiva que define al equipo.

Alarie aprovechaba su ventaja en envergadura ante su par para seguir sumando en el casillero de Avenida que acaba el cuarto con un triple de Hayes sobre bocina para el 63-31.

De nuevo con Milic y Arie por dentro y Lou al 3 probó en el arranque del último parcial. Momento para repartir minutos y seguir manteniendo sensaciones y empeñadas en ellos seguían sumando de mano de la exterior nortemaericana o con triples de Maite Cazorla o Leo Rodríguez. Y lejos de irse de partido, Avenida siguió jugando muy buen baloncesto en equipo, suelta, sin presión pero concentradas participando todas de la fiesta en una serie de contraataques de los que se pueden enseñar en vídeos en cualquier campus.

Sólo en los tres últimos minutos se permitió el 'ejercito' azul parar a tomarse un respiro atrás y, de hecho fue de largo el cuarto en el que más puntos encajó pero el trabajo estaba hecho. La primera batalla ganada y la mente ya en la segunda, que es de consideración.


PERFUMERÍAS AVENIDA (17+21+25+19): Silvia Domínguez (0), Maite Cazorla (8), Leonor Rodríguez (15), Katie Lou Samuelson (23), Emese Hofv (6) -cinco inicial-, Andrea Vilaró (0), Nina Milic (8), Bella Alarie (9), Tiffany Hayes (12), Umo Diallo (1).

DURÁN MAQUINARIA ENSINO (12+8+11+20): M. Hempe (7), A. Stanacev (12), V. Gimeno (9), L. Aliaga (4), H. Oma (8) -cinco inicial-, B. Sánchez (7), C. White (2), A. Prieto (2).

 

tribunasalamanca.com
foto FEB