Lointek Gernika Bizkaia se hace más fuerte que nunca para vencer en los cuartos de final de la Copa de la Reina al Ciudad de la Laguna Tenerife por 79-56. Pase para las semifinales por la puerta grande. Se acaban los adjetivos para este equipo. Ni el coronavirus puede con él.

De la mano de un gran trabajo coral por parte de todas las jugadoras se saca adelante la eliminatoria. Apenas se notaron las casi tres semanas sin competir, a veces la mente puede con el cuerpo.

 

Todo carácter (20-12)
Tras 19 días el Lointek Gernika Bizkaia volvía a jugar un partido. Se ha hecho largo desde Magariños, se echaba de menos. La rueda de calentamiento, la charla en el vestuario, la presentación y todo. Vuelta a la normalidad. No era en las condiciones idóneas en cuanto al estado de forma tras el brote de coronavirus y el partido de la vuelta a la competición era más que exigente. Ante el siempre complicado Ciudad de la Laguna Tenerife y en la Copa de la Reina. Palabras mayores. Esas dudas se notaron en el comienzo del choque, pero no solo en las gernikarras, también en las tinerfeñas. Había muchos más errores que aciertos. Claudio García tenía la clara misión de cargar el juego sobre el mermado juego interior de las vizcaínas con la baja de ultima hora por problemas de salud de Nadia Colhado. Fallaron mucho bajo el aro, en la Copa cada detalle importa. El Lointek Gernika Bizkaia, por su parte, lógicamente, acusaba la inactividad porque, sobre todo, en ataque la fluidez brillaba por su ausencia. Menos mal que los tiros entraban. Hasta cuatro triples tan solo en el primer cuarto y con cuatro firmas diferentes: Nogaye Lo, Marge Roundtree, Itziar Ariztimuño y Laura Cornelius. El entrenador tinerfeño se vio forzado a solicitar tiempo muerto con el 15-6 en el luminoso de la Fonteta. En los momentos más difíciles este equipo saca todo su carácter.

Señas de identidad (39-24)
Había que comprobar si el inicio espectacular había sido solo un espejismo provocado por la motivación de jugar la Copa. Ni mucho menos. El Lointek Gernika Bizkaia no hizo más que crecer. En defensa se dio un paso adelante dejando al Ciudad de la Laguna Tenerife en tan solo 24 puntos en los primeros 20 minutos. Al fin al cabo por mucho confinamiento y parón, las señas de identidad nunca se pierden. En ataque se seguía con acierto desde la larga distancia con un gran 7 de 11 en triples. También es verdad que la mayoría de ellos eran liberados y bien tirados, el factor suerte en la élite no tiene tanto peso. Dos consecutivos de Marge Roundtree y Laura Cornelius forzaron un nuevo tiempo muerto de Claudio García. Sin ideas más allá de las jugadas individuales de Tanaya Atkinon, autora de 11 puntos en la primera parte, y sin acierto en los lanzamientos. Esa era la situación de las tinerfeñas. Es verdad que el paso de los minutos debería hacer mella en el débil estado de forma de las gernikarras, pero hasta este momento no había hecho acto de presencia. Que siguiese así. La máxima ventaja, de las de blanco en esta ocasión, se disparó hasta los 18 puntos con el 36-18 en el marcador. Un pequeño parcial de 0-7 para las isleñas las acercaron y Mario López lo tuvo que parar. La ventaja era demasiado importante como para echarla a perder.

Sin parar (66-39)
Tras el paso por los vestuarios el buen hacer del Lointek Gernika Bizkaia no decayó. Incrementó incluso. El triple inicial de Monty se quedó en tan solo un susto. Cuando el juego interior estaba más mermado que nunca sacaron toda su fortaleza. Nogaye Lo intimidando bajo el aro con sus interminables brazos y capturando rebotes como si de caramelos. Paula Ginzo igual de luchadora que siempre y con ese tiro de media distancia marca de la casa. Marge Roundtree con ese explosivo primer paso que deja a cualquiera detrás. Un show. Luego por fuera bastaba con la muñeca de Angie Bjorklund para desatascar cualquier ataque. Siempre aparece la tiradora americana. La diferencia se marchó hasta los 29 puntos incluso. La defensa seguía siendo impoluta con alternancias tácticas por parte de Mario López para cortar el ritmo y tener el partido en la mano. Por parte de la Ciudad de la Laguna Tenerife, las veteranas asumían las responsabilidad de echarse el equipo a la espalda. Gaby Ocete dirigía y Laura herrera se aprovechaba para anotar canastas sencillas en la zona, desde donde no falla.

Chapeau (79-56)
En la Copa nunca se puede dar una eliminatoria por ganada porque es tan especial que siempre hay espacio para la sorpresa. De todas maneras, estaba bajo control porque las isleñas no mostraban señales de poder darle la vuelta al luminoso, a estas alturas ni Tanaya Atkinson era capaz de romper la defensa foral. Quien lo iba a decir. El Lointek Gernika Bizkaia 20 arriba en el ultimo periodo, cuando se temía justo lo contrario por el estado de salud de las jugadoras. Se merecen todo lo bueno que les pase. Un 10 en esfuerzo y actitud. Nada que reprochar. Chapeau. Ahora a descansar lo mejor posible, que falta hace, de cara a la semifinal. Con los deberes hechos, la ilusión es máxima. Habrá que ver las fuerzas

GERNIKA KESB