Al habla con el Director Deportivo de Uni Giona

Séame sincero, realmente pensaba que el Uni podía tener opciones de ganar esta Copa?
No. Pero es que yo soy muy pesimista, y no lo veo nunca, de opciones. Me cuesta. Llegábamos con dudas. Nos había costado sacar adelante algunos partidos, porque hemos ido encadenando jugadoras importantes tocadas o lesionadas. Y sabíamos que nos acabaríamos encontrando en la Copa dos equipos en un gran estado de forma y que sería complicado.

Haber ganado la Copa de la Reina salva la temporada?
Este no es el pensamiento del Uni. Nosotros queremos disfrutar las cosas y hacerlas disfrutar. Por tanto, las temporadas de femenino, que tienen muchos meses de parada, las queremos disfrutar hasta el final. Que no digo ganar. Si podemos, perfecto, pero al menos competimos hasta el final, que es lo que hemos hecho siempre. Si podemos ganar algún título más, bienvenido será.

¿Qué cambió el sábado para poder ganar la Avenida?
La llegada de Alfred (Julbe) no ha sido fácil. Ha venido a sacudirnos. Nos ha creado dudas. En el equipo, y también a la junta directiva. Nos ha creado dudas del camino que quería emprender, de si era un camino factible, y ahora ves que todo ha sido un proceso que él tenía en la cabeza. Alfredo tiene fama de visionario y ahora ves que sí, que todo ha acabado teniendo una consecuencia. Sábado podía haber entrado el último tiro de Hayes y quedaron eliminadas contra el Perfumerías Avenida, pero ver jugar como ha jugado el equipo, esta es la victoria. Hacía tiempo que no veíamos un baloncesto tan coral y estético.

Cuando decía dudas a la directiva se refiere a si habían acertado con el cambio en el banquillo?
Sí, ya le digo, estos meses han sido una auténtica sacudida. Un preguntárselo todo continuo. Acabas viendo que este es su método. Al final todas las jugadoras han cogido un nivel de confianza que hace que todas sean capaces de tirar, de participar.

Por lo tanto, da por bueno el cambio, aunque como de traumático fue prescindir de Eric Surís?
Sí, pero no por el título que hemos ganado. No saldré a decir ahora «lo veis como acertamos?». Tengo un gran respeto por Eric y su trabajo, nos dio grandes jornadas de baloncesto. Más que dar por bueno el cambio, lo veo como un proceso natural cuando se produce un cambio de entrenador, que lo que busca es un revulsivo más, y eso sí que lo hemos tenido.

Simplificando mucho, mucho: la Copa la ganan Julbe desde el banquillo, y Palau y Gray dirigiendo?
No, la Copa la gana el equipo. Con Alfredo y Laura (Antoja) en el banquillo y todas las jugadoras en la pista. Pero la gana todo el mundo, el trabajo que han hecho los servicios médicos, la Beti, en Redu, Silvia, para recuperar jugadoras estos meses, ha sido clave. También ha sido muy importante la llegada de Laura para complementar Alfred, para ayudarle a entender el baloncesto de mujeres. Y para hacerle entender también como son los vestuarios de mujeres. Ha sido un trabajo coral. Está claro que tener Palau y Gray es un lujo, pero también lo es disponer de Eldebrink, Araújo, Reisingerova, Elonu ... de la primera a la última.

¿Por qué terminaron prescindiendo de David Muñoz, el ayudante de Julbe?
En David, cuando destituyó Eric, puso su cargo a disposición. Nos dijo que prefería salir. Nosotros lo frenar y le dijimos que «tú te quedas». Entonces vimos que iban pasando las jornadas y los meses y había un problema de feeling con Alfred, que no de relación, porque son dos personas muy educadas, era de maneras de entender el baloncesto. Le propusimos la salida y no puso ningún problema. Fue un buen profesional y nos gustaría poder volver a contar en el futuro.

Hace quince días, con la derrota en la Liga en Valencia, como se quedó?
Pues mire, esperanzado y pensando que íbamos por el buen camino. Veníamos de jornadas que nos costaba mucho sacar los partidos adelante en casa, que los ganábamos bien en el último cuarto. Anotábamos muchos puntos, pero defensivamente teníamos muchas dudas. Veías que rivales de la parte baja nos hacían 80 puntos, y Xavi Fernández y yo nos poníamos las manos en la cabeza y decíamos «ostras, no saldremos». Aquel día en Valencia, a pesar de la baja de Chelsea Gray, vimos que el equipo se ponía a defender y empezaban a cuajar los sistemas alternativos de defensa que Alfred ha implantado, la 1-3-1, la zona con el 4 arriba, Elonu o Araújo, la presión en toda la pista para recuperar ciertas pelotas, y no sufríamos por el rebote defensivo, que era una de las lagunas que estábamos teniendo. Pensé que con Chelsea Gray podíamos ganar al Valencia.

Para qué debe servir este título?
Primero de todo para dar una alegría a la afición en un año muy duro. Pero después debe servir, en unos momentos muy difíciles para todos, para hacer ver que el Uni está en una situación muy, muy jodida. A veces la gente no nos cree y dice que siempre lloramos, pero esta vez mucho de verdad: la viablitat del club no peligra, pero no sé si tendremos que hacer uno, dos, tres, cuatro o diez pasos atrás. Si la Copa puede servir para que alguien que pueda ayudar en tome conciencia y nos dé una mano, ya irá bien. La situación es dramática sin público en Fontajau, sin vender entradas, sin abonos, hemos perdido más de un millar de abonados, y los ingresos por los bares del pabellón. Ha llegado un momento en que ya no osamos llamar a según qué empresas porque sabemos que también lo pasan mal y nos dicen que no nos pueden ayudar. Si el título puede servir para crear conciencia de ello, de este problema, nos daremos por satisfechos, y si no se puede, ya los haremos los diez pasos atrás, no pasa nada.

La gente debe tener claro que tal vez el próximo año no se podrá aspirar a títulos?
Sí. Y eso cuesta mucho asimilar. Hay toda una generación de gente que nos ha visto compitiendo a finales, y no hay tantos que recuerden que antes ir a la Copa ya era un éxito, y desplazábamos también mucha gente en Torrejón o en Arganda. Todo tiene unos ciclos. Y ojalá no tengamos que hacer ningún paso atrás. Pero aquí el bien a preservar es que haya Liga femenina en Fontajau. Debemos evitar que no se repita un caso Akasvayu o un caso San José. Para preservar este bien no nos temblará el pulso y lo que no podemos hacer es otra temporada como ésta. Alguien podría decir que si sabíamos que había tanta crisis, por qué hacíamos este presupuesto, pero es que ya lo reducir un 25-30% respecto al del curso pasado. Nadie esperaba un desenlace tan grande.

Es viable asumir la Euroliga la próxima temporada, ahora que ya se han clasificado?
No le diré que no, porque no quiero que salga un titular que diga que no es viable la Euroliga. Nosotros trabajaremos para hacerla viable. Pero es complicado porque el mercado se está moviendo mucho y a día de hoy nosotros no podemos hacer ningún movimiento. Es un problema que nos ha caído una plaza de la Euroliga del cielo, y en un año normal, esto serviría para adelantarnos en la planificación ya que hay jugadoras que sólo quieren ir en equipos de Euroliga. Este año nos llega la plaza pero no podemos hacer nada. Toca esperar, tener paciencia.

Yo que le quería preguntar si Alfred Julbe o Laia Palau se habían ganado la renovación ...
Ganada la tienen, pero hoy por hoy no podemos hacer propuestas. Debemos valorarlo mucho y ir más que nunca con pies de plomo.

El hará usted el equipo? Aunque tiene la voluntad de no alargar mucho más su continuidad como director deportivo?
Quizá no toca porque ahora es momento de alegría, pero tengo clarísimo que esta es mi última temporada. Domingo por la tarde pensaba «no seas burro, con esta alegría disfruta un año más», pero creo que tengo que ser honesto y hacer el paso al lado. Seguiré vinculado al Uni, de otro modo, con otra intensidad. Ha entrado gente joven en el club, que lo ha mamado desde hace muchos años, y esta gente junto con Cayetano y la junta son los que deberán seguir adelante. Ya no tengo las fuerzas que tenía antes. Estamos en un momento de crisis, me tengo que dedicar a mi empresa y en mi familia. Quizás no era el momento de decirlo, se lo he respondido porque me lo ha preguntado. Ya sabe que a mí me gusta hacer las cosas discretamente ... El equipo de la próxima temporada lo haré yo porque es un trabajo de ahora, los próximos meses, y luego la idea sería salir.

¿Qué siente cada vez que ve Fontajau vacío?
Me sabe un grave terrible. Desde la primera semana que se cerró el acceso al público, a pesar de tener un plan aprobado, hemos estado batallando para explicar la realidad del deporte femenino. Tenemos una sensación de agravios respecto de otros sectores. Un momento u otro deberán encarar el tema.

Otro éxito de la temporada ha sido la permanencia del GEiEG Uni en Liga 2. Hay alguna jugadora para dar el salto?
Es que el salto es muy bestia. A mí me gustaría pensar que algún día Laia Moya podrá estar en dinámica del primer equipo y por eso hemos trabajado todos juntos.

 

Jordi Roura
diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)