El cuadro celeste viajó ayer a Leganés por carretera y hoy abre la fase de ascenso ante el Barcelona - El cuadro azulgrana, invicto en liga regular, destaca por su veteranía y defensa

 

Celta Zorka Recalvi inicia esta tarde en Leganés su tercera fase de ascenso. Dicen que a la tercera va la vencida, pero la realidad es que en esta ocasión el equipo entrenado por Cristina Cantero tiene el camino más complicado para llegar a la máxima categoría. De entrada, cayó en el grupo más complicado, con un Barça que todavía no ha perdido un partido esta temporada y un Alcobendas que, a pesar de no ser campeón de grupo, se perfila como uno de los serios candidatos al ascenso. El calendario tampoco ayuda, puesto que las viguesas jugarán sus dos partidos de forma consecutiva, aunque viendo el vaso medio lleno, el equipo llegaría con un día de descanso a la semifinal, en caso de clasificarse. El equipo se jugaría el ascenso casi con seguridad con el Leganés, líder del Grupo B y que solamente perdió un partido.

El equipo vigués llega a la fase sin presión. Los dos objetivos de la temporada se han cumplido, logrando la clasificación para la nueva Liga Femenina 2 Pro y para la fase de ascenso. El cambio de categoría sería la guinda perfecta a un paso por las fases de ascenso que comenzó a finales de abril de 2018, cuando se perdió la final por tres puntos ante un poderoso Valencia apoyado por 5.000 aficionados. Un año más tarde, el Celta viajaba a Canarias como favorito, pero un mal final de partido ante el Leganés lo apeaba. Ahora llega sin la vitola de favorito y eso puede jugar a su favor. A pesar de llegar como tercer clasificado en su grupo, nadie se quiere cruzar con las viguesas.

El equipo viajó ayer muy temprano hacia Madrid y nada más llegar entró en una burbuja en la que se tiene a todas las jugadoras aisladas para evitar contagios. Por la tarde, el equipo se dirigió al pabellón en donde se jugarán los partidos, en donde entrenó desde las 17.45 por espacio de una hora. “Ha sido un viaje pesado, ya que encontramos tráfico y llegamos tarde a comer. Acto seguido nos fuimos al entrenamiento y practicamos el tiro”, describe Cristina Cantero.

La entrenadora viguesa afirma: “Estamos con mucha ilusión, con ganas de demostrar por qué estamos en la fase y disfrutar de ella. Nuestro grupo es el de la muerte, como se dice. Los dos son rivales muy duros, de buen físico, de grandes tamaños, sobre todo en el ‘tres’. El Barça está muy bien colocado atrás, con jugadoras bien puestas, activas. Generan ventajas desde su defensa a nivel de contrataque y luego disponen de jugadoras muy expertas como Canella, Ainhoa, Llovet... Tienen puntos fuertes en Fequiere, Rakovic o Roglic. Al final es un equipo completo. Las jóvenes que salen del banquillo son de selección española, por lo que también suman. Tenemos que ser capaces de cometer pocos errores, minimizar eso para tener nuestras opciones”.

Con respecto al rival de mañana viernes, el Alcobendas “es un equipo que lleva muchísimas fases, con jugadores de muchísima experiencia. Sobre todo tiene un quinteto muy potente. Lo que más me preocupa es su saber estar en los momentos calientes. A ver cómo gestionamos nosotros esas emociones para igualar esa desventaja. Los dos son partidos muy difíciles y a ver de qué somos capaces”

Los partidos del equipo vigués podrán seguirse en directo a través de la web de la federación (feb.es).

Raúl Rodríguez
foto Nano Ameneiro
farodevigo.es