El Club Baloncesto Clarinos ya sabe lo que es afrontar una Fase de Ascenso a la Primera División del baloncesto femenino español. Del 26 al 29 de abril, las moradas tendrán la oportunidad de demostrar su calidad y todo lo trabajado durante la temporada en un playoff que se celebrará en Valencia, en el Pabellón de la Fonteta. Tras acabar la Liga Regular B en la tercera posición, el Clarinos competirá en un grupo complicado, en el que se enfrentará al Spar Grancanaria, RC Celta Zorka y el GDKO Ibaizabal. Laura Fernández, Lucía Méndez, Eli Vivas, Patri Benet y Aulani Sinclair, las jugadoras más experimentadas del equipo lagunero, aportan su punto de vista de una fase a la que el Clarinos llega con la ilusión intacta.

Experiencia. Después de dos años intentándolo sin obtener buenos resultados, las jugadoras del Clarinos encaran esta nueva fase de ascenso con optimismo y con la certeza de que tienen un equipo sólido que se ha reforzado de forma adecuada. Eli Vivas, Aulani Sinclair y Lucía Méndez son las únicas jugadoras que repiten la experiencia. "Creo que este año tenemos un equipo más equilibrado y completo, aún yendo como terceras de grupo", comenta Lucía. Aulani Sinclair aclara cuáles son las ventajas en esta ocasión: "El año pasado todos los equipos eran más grandes que nosotros. Ahora tenemos más presencia interior y creo que eso va a marcar diferencias". Tanto Lucía como Eli y Patri Benet tienen experiencia en Primera División, algo que puede aportar seguridad al resto del conjunto. Además, la directora de juego, Laura Fernández, a pesar de ser su primera fase, cuenta con una larga trayectoria en segunda y en el baloncesto profesional. "Tengo mucha ilusión, llevo muchos años en esta liga y nunca había alcanzando este objetivo. Espero hacer un buen papel allí", cuenta Fernández.

Tinerfeñas. Laura Fernández y Eli Vivas, ambas formadas en La Salle y el Uni Tenerife, son las dos únicas canarias senior que saltarán al parqué valenciano. "Devolver a un equipo de la Isla a primera es bastante importante, más con todo lo que se está moviendo aquí el básket, con un Mundial en verano y el Canarias arriba. Tener un equipo femenino en la élite redondearía la situación", detalla la capitana Vivas. Junto a ellas, las júnior Lucía Becerra, Paula de la Torre y Carla Rivero completarán el quintento de tinerfeñas con pasaje a la Comunidad Valenciana.

Rivales. El Gran Canaria, primer contrincante, es un viejo conocido. El Granca y el Clarinos acaban de verse las caras el pasado fin de semana en un encuentro que se saldó con una cómoda victoria de las amarillas."Ya las conocemos, nos hemos enfrentados dos veces en Liga y sabemos cómo trabajar para frenar a sus jugadoras. No es fácil, pero tácticamente sabemos cómo hacerles frente", subraya Fernández sobre el conjunto dirigido por Maikel López. A lo que Benet añade: "El Ibaizabal es un equipo de bajitas rápidas y tiradoras. Por su parte, el Celta se parece más a nosotras, pero tiene gente muy joven". "Probablemente, nuestro mayor punto a favor es que no partimos como favoritas. Celta y la Caja tienen presión y eso juega malas pasadas", comenta.

La Fontenta. El Valencia ha hecho una gran inversión en su sección de baloncesto. Tras la inauguración de L'Alquería del basket, un moderno pabellón para la cantera, y la adjudicación de esta fase en la Fonteta, se esperan unos días en los que la organización será exquisita y habrá mucha afluencia de público, teniendo en cuenta la presencia de dos equipos valencianos: Valencia y Picken Claret. Una sede especial sobre todo para la base morada Patri Benet, que juega en casa. "Tengo ganas de disfrutar con los amigos y la familia y que me vean jugar, sobre todo que tengan la oportunidad de verme el domingo". Eli Vivas también tiene buenas sesaciones con respecto a la cancha: "Cuando jugamos a principio de temporada el pabellón se llenó. Que haya dos equipos valencianos va a influir, es un sitio grande y la gente se va a volcar con ir a los partidos. Va a estar bonito".

Cuatro días intensos. La estadounidense Sinclair alude al esfuerzo realizado durante toda la temporada: "Sabemos que vamos a estar cansadas de piernas pero todos los equipos van a estar igual; hay que darlo todo en cada partido, morir en la pista". Desde el punto de vista de Benet, las fases "parecen cortas e intensas pero no lo son tanto". Aunque suene a tópico, no es como se empieza sino como se acaba. Cada partido es una final y da igual lo que pase porque al día siguiente hay otro rival enfrente. Hay que ir partido a partido", incide la valenciana. "No hay que pensar que si perdemos el primer choque ya estamos fuera o al contrario, si ganamos creer que todo está hecho. Al final el objetivo es llegar al domingo", comenta Vivas.

Mentalidad de equipo. Las moradas coinciden en que el grupo se encuentra en un instante de unión. "Llegamos en un buen momento tanto táctico como físico", agrega a gallega Lucía Méndez. "Hemos tenido baches y nos hemos recuperado, es un buen momento de equipo", coinciden Eli y Patri. Mientras, las más veteranas sacan la nostalgia a relucir. "Estoy ilusionada, no sé cuanto tiempo más voy a jugar a esto así que voy a disfrutar todas las oportunidades para disfrutar de mis compañeras", narra Sinclair.

Sueño cumplido para Laura Fernández. "Quizás después de tantos años en esta liga afronto la fase en el mejor punto de mi carrera deportiva para poder disfrutarla al máximo por el momento de madurez en el que me encuentro y porque sé que cada vez quedan menos años jugando", reflexiona la base tinerfeña. "Ojalá podamos hablar de ascenso, sería un sueño cumplido", sentencia.

Ivone Palenxuela
foto: J.L. González
laopinion.es