El Celta Zorka inicia hoy en Tenerife la parte de la competición que lleva esperando desde agosto, la fase de ascenso a la máxima categoría tras una temporada plagada de contratiempos que hace que el equipo llegue a esta fase sin todos sus efectivos, aunque a ilusión y ganas nadie va a poder superar.

 

El equipo viajó ayer a Canarias, en donde todavía pudo realizar una suave sesión de entrenamiento en la misma pista de juego. Hoy toca relax hasta la tarde, cuando llegue la primera jornada de la fase. Enfrente, un Barça al que siempre se le ha ganado en fase regular, aunque el conjunto catalán se ha reforzado para esta fase con jugadoras de primer nivel. Y es que las lesiones también le pasaron factura al cuadro catalán, con la diferencia que ellas pudieron recuperar efectivos, situación totalmente contraria a las viguesas.

Sobre la importancia de comenzar la fase con un conocido de la primera fase, la entrenadora del equipo vigués, Cristina Cantero, indicó que "No me lo planteo más allá. A nosotros ahora mismo no nos viene mal eso, pero si hubiese sido de otra forma nos hubiéramos adaptado. Tampoco creo que sea un hándicap determinante al tener que jugar todos contra todos, aunque es verdad que el primer partido es muy importante. Nos conocemos muy bien los dos equipos, sabemos cuáles son nuestros puntos fuertes, nuestros puntos débiles, y el que mejor matice esos detalles es el que se lo va a llevar. Tenemos que cerrar las líneas de tres, ellas tienen buenas tiradoras. El fichaje de ellas de última hora, Aina Ayuso, le puede dar aún más calidad, una rotación más, y vamos a ver qué pasa. Me parecía al comienzo de temporada un equipo parecido al nuestro, con varias jugadoras en cada puesto, con buen complemento unas de otras, pero lo que más le podía pesar a ellas era su juventud, entonces se volvía irregulares. Ahora con Ayuso son un poco más estables, pero intentaremos llevarlas a que se les noté ese punto más de juventud, y que las nuestras aporten ese grado más de experiencia. Somos dos equipos parecidos, ellas con una jugadora con experiencia como Boleda, nosotras como Itziar, con gente muy joven por dentro y ahí tenemos un punto más, que son nuestras interiores con respecto a ellas, pero hay que verlo", analiza.

Es curioso hablar de la juventud de buena parte del equipo rival, cuando la mejor jugadora del Celta Zorka tiene 17 años, a lo que la entrenadora del conjunto vigués indica que "Raquel acaba de disputar su tercera temporada en Liga Femenina 2 y tiene mucha solidez, una cabeza muy bien amueblada, es un referente para nosotras. Anne, a pesar de tener 21, va a ser su tercera fase consecutiva. Hay que aprovecharse de esas cositas y que sean capaces de mantener la calma, ya que nos dan ese punto de frescura y de experiencia al mismo tiempo".

La fase de ascenso no deja de ser una lotería. De nada vale un balance de 24 victorias y 2 derrotas si hoy tienen un mal día. "Tal y como está el formato ya me lo pareció la temporada pasada, y este año con la solvencia que lo hemos sacado me parece injusto jugárselo todo ahora en la fase. Incluso con las lesiones, con el mérito de la plantilla de competir cada partido, de afrontarlo con esa ilusión, con esas ganas, salir imbatido de casa. Hubo un camino muy bonito del equipo y ahora hay que disputarlo, que el que nos quiera ganar que sea mucho mejor que nosotras y competirlo a tope. Es difícil al ser dos grupos, y posiblemente hubiera que darle una vuelta y hacer estilo fútbol, con una final entre los dos primeros y el que la pierda tiene la opción de la repesca con los equipos. Puede ser también bonito, pero la cosa está como está".

Toda la expedición del Celta Zorka ha viajado a Canarias con todo tipo de amuletos y conjuros de la buena suerte. Canarias siempre le trae buenos recuerdos al equipos vigués, pues en la historia más reciente del club fue en donde se lograron los mayores éxitos con una Liga y una Copa de la Reina, en temporadas en las que el equipo vigués no contaba para hacerse con el triunfo final y como siempre sacando la casta lograron la victoria, y a ese espíritu se encomienda el equipo céltico.

Raúl Rodríguez
foto: Marta G. Brea
farodevigo.es