La exterior estadounidense recala en la Liga Femenina Challenge, tras una dilatada carrera en Europa y haber disputado recientemente la liga de Puerto Rico con las Explosivas de Moca, para sustituir a Nicki Ekhomu en el equipo

 

El conjunto entrenado por Antonio Pernas suma una nueva pieza con la llegada de Arinana Moorer, jugadora estadounidense que ayudará en las posiciones exteriores sumando anotación, pero también en otras facetas del juego como el rebote, algo para lo que tiene una especial intuición a pesar de no ser especialmente grande, e incluso en la dirección si fuera necesario.
Moorer, de 30 años y 1,72 metros de estatura, es amplia conocedora del baloncesto europeo, pues en su haber hay casi una década de experiencia en estas competiciones, destacando especialmente en su periplo islandés, en el que consiguió sumar una liga,una copa, dos MVPs y el trofeo a mejor extranjera de la competición, lo que le sirvió para continuar su carrera Grecia y posteriormente en Turquía, en un equipo de entidad como el Botas, en el que militaba hasta el parón obligado por la covid-19. Su último equipo, hasta finalizar la competición hace unos días, fue las Explosivas de Moca, de Puerto Rico.
En la liga boricua, la nueva jugadora del CAB Estepona Jardín de la Costa del Sol ha promediado 16,1 puntos, 10,7 rebotes y 3,6 asistencias en casi 36 minutos de juego por encuentro, liderando a las Explosivas de Moca junto a la interior Nikki McDonald (19,8-10,6) y logrando que el equipo rozara las semifinales del torneo, cayendo eliminadas en el encuentro definitivo de la serie de cuartos de final ante las actuales campeonas de la competición, las Atenienses de Manatí, donde militan dos ex de la Liga Femenina Endesa como Lyndra Weaver y Kathryn Westbeld.
El juego de Moorer destaca por ser muy incisivo de cara al aro con sus penetraciones, si bien también cuenta con tiro de media y larga distancia, siendo la anotación la característica principal de su juego, como bien refleja su historial, con medias superiores a los 15 puntos salvo en su año de debut en Europa y cuando compartió vestuario en Turquía, en un Botas que llegaba de caer en la previa de la Euroliga, con jugadoras de la talla de Frida Eldebrink, Quanitra Hollingsworth, Farhiya Abdi, Temi Fagbenle o Kelsey Mitchell, por citar a algunas. Además, Moorer cuenta con un gran instinto reboteador y lucha.

Recambio de Nicki Ekhomu

La nueva exterior del cuadro esteponero llega para suplir la baja de Nicki Ekhomu, quien solicitó hace semanas la marcha del equipo para regresar a Estados Unidos. La escolta, que dejó destellos de la calidad por la que se le había fichado y que, incluso, anotó la canasta ganadora en el encuentro ante el Joventut de Badalona, afrontaba su primera experiencia profesional lejos de su país y, según ella misma trasladó a la entidad pocos días después de aterrizar en Estepona, no terminó de adaptarse a este nuevo estilo de vida, por lo que desde el club se comenzó a buscar un relevo, que llega ahora. Desde el CAB Estepona Jardín de la Costa del Sol deseamos lo mejor a nuestra ya exjugadora y esperamos que pueda encontrar en un futuro dónde desarrollar todo el baloncesto que estamos seguros que tiene por dar.

CAB ESTEPONA