La proliferación de positivos celestes podría afectar al encuentro con el Raca

 

El partido de la Liga Femenina Challente correspondiente a la vigésima jornada, que debía enfrentar el sábado en el pabellón de Navia al Celta Zorka Recalvi y al Estepona, ha sido suspendido después de que se hayan detectado varios casos positivos en las filas del conjunto vigués.

La noticia no ha cogido por sorpresa después de los dos casos positivos aparecidos en las horas previas a la disputa del partido del sábado pasado en Cáceres. Las jugadoras hicieron el desplazamiento con el resto de sus compañeras en un viaje de algo más de doce horas, con lo que las probabilidades de que alguna jugadora más cayera contagiada eran muy grandes.

Sin perder tiempo, el club realizó los test a todo el grupo que viajó a Cáceres y lógicamente aparecieron más casos. Todos ellos con síntomas leves. Las jugadoras ya se encuentran confinadas en sus domicilios a la espera de pasar la cuarentena pertinente.

Una vez detectados los casos, el club realizó la preceptiva comunicación a las autoridades sanitarias e instituciones deportivas, decretando estas últimas el aplazamiento del partido que debería jugarse el sábado.

El Celta Zorka Recalvi tendrá que buscar fecha para disputar este partido. En función de la evolución de las jugadoras, podría estar en el aire el partido del martes, 1 de febrero, ante el Raca, que había sido aplazado en su día por positivos en el conjunto granadino.

Raúl Rodríguez
farodevigo.es