Solo Murjanatu Musa y Sara Vidal continuarán en el Celta Zorka Recalvi del próximo curso, lo que implica la salida de casi todo el plantel, incluido el quinteto titular más habitual

 

Dejando al margen que la camiseta seguirá siendo celeste y sobre ella continuará luciendo la cruz de Santiago, los aficionados que acudan a Navia a ver al Celta Zorka Recalvi se encontrarán con un equipo prácticamente nuevo. Y es que la entidad viguesa prepara una revolución en su plantilla para el curso 2022/23 pese a haber jugado el play-off en la que acaba de terminar, la del estreno de la LF Challenge. La continuidad la marca Cristina Cantero, que encadenará su octava campaña en el banquillo. A partir de ahí, solo la nigeriana llegada el pasado diciembre Murjanatu Musa y la canterana Sara Vidal seguirán en una plantilla que será totalmente renovada.

 

De este modo, nadie del núcleo duro del conjunto céltico seguirá el año que viene. Mariona Martín, Sara Castro, Jessica Fequiere, Maggie Mulligan y Marita Davydova -el quinteto titular más habitual- abandonan el club. Junto a ellas, Lucía Fontela y las ya consabidas bajas de Laia Lamana, que jugará en el filial del Valencia Basket, y Ángela Coello, camino del Cortegada.

Celia García, una figura importantísima en los últimos años, anunció ayer su salida. "Es un adiós muy difícil ya que durante todo este tiempo me he sentido muy feliz. Solo tengo palabras de agradecimiento para todos vosotros", expresó en un comunicado en su cuenta de Twitter.

La apuesta por Musa y Vidal está sustentada en el gran margen de mejora que ambas presentan. La pívot africana, de 1,85 y 22 años, evidenció una mejoría meteórica desde que arribó a Navia a finales del año pasado. De hecho, terminó siendo la mejor céltica en el partido de ida del play-off contra Zamora, en el que el Celta adquirió cinco puntos de renta, que terminarían por no servir de nada una semana después, cuando cayó eliminado en la pista castellana. La nigeriana sumó 16 anotaciones, 8 rebotes, 2 asistencias y un tapón para un total de 26 de valoración.

Vidal, por su parte, continuará siendo un complemento para Cantero, al tiempo que aspira a elevar su participación en la Liga en su tercera temporada sénior. En la recién finalizada, jugó tan solo 12 partidos de la fase regular y uno de play-off.

Junto a ellas, el club celeste tendrá que armar una plantilla prácticamente nueva. Hasta diez fichajes podría realizar la entidad viguesa para su nuevo -nunca mejor dicho- proyecto de la campaña 2022/23.

Borja Refojos
atlantico.net