La ala-pívot de 19 años procede de la cantera del Valencia Basket

 

La operación renove del Celta Zorka Recalvi para la próxima temporada ha comenzado. El club vigués anunció ayer el nombre de su primer fichaje del curso 2022/23. Se trata de Elba Garfella, una joven ala-pívot de 19 años, que procede del Paterna, equipo dependiente de un Valencia Basket en el que militaba desde los once años y con el que llegó a debutar el curso pasado en Liga Femenina 1.

El club vigués vuelve a apostar por el futuro en busca de repetir la experiencia positiva de Laia Lamana el curso pasado. La base catalana fue una de las sensaciones de la temporada y, precisamente, el año que viene jugará en el Paterna del que proviene Garfella. Otra interacción más entre el Celta y la entidad taronja, en la que milita la canterana céltica Raquel Carrera y en la que el año que viene jugará la también ex del equipo vigués Alba Torrens.

Con Garfella, el Celta ficha una 4 con envergadura -mide 1,85-, que incluso puede actuar como 5 -aún tiene margen para crecer unos centímetros más-. En la temporada 2021/22 promedió 6,4 puntos y 4,3 rebotes por partido en cada una de las 30 apariciones que tuvo en la Liga Femenina Challenge, con una media de casi 23 minutos en pista. Es de esperar que esas cifras crezcan este año, de la mano de su evolución baloncestística.

De esta manera, el Celta oficializa el primer fichaje. Pero habrá más. La entidad celeste espera incorporar nueve o diez jugadoras que suplan otras tantas bajas. Solo Musa y Sara Vidal continúan.

Borja Reflojos
atlantico.net
foto: M. Á. Polo