El gran lanzamiento de esta efemérides será el partido que disputarán el próximo domingo 3 de noviembre a las 12:30h en el WiZink Center, contra el ADB Avilés, correspondiente a la jornada 5 de Liga Femenina 2.

 

Como explicó Ortego, «ese será el primer evento del 30 aniversario de los equipos femeninos. Es algo muy potente, volvemos al WiZink Center con otros objetivos diferentes a los del pasado mes de marzo (cuando se logró el récord de asistencia a un partido de baloncesto femenino en España, con 13.472 espectadores)».

«Aglutinar a quien ha formado parte de los equipos femeninos»

«Evidentemente, queremos volver a llenar, pero sobre todo, queremos aglutinar a la gente que ha pasado por los equipos femeninos del club en estos 30 años, que sea una fiesta de Movistar Estudiantes».

En esta línea, están invitados al partido las jugadoras y entrenadores/as que en estas tres décadas hayan estado en los equipos de la cantera femenina de Movistar Estudiantes, inscribiéndose en el formulario que hay en www.movistarestudiantes.com/30aniversariofemenino.

Normalizar y «cambiar el chip»

Uno de los objetivos de este partido del 3 de noviembre es «no solo normalizar que se pueda jugar en un recinto como el Palacio, hacer que no sea algo excepcional, sino ir cambiando el chip, que la gente vaya pagando por ver deporte femenino, aunque sea una cantidad simbólica».

Para este partido del 30º aniversario Movistar Estudiantes- ADB Avilés, la entrada general será de 5 euros en www.movistarestudiantes.com/entradas , taquillas el día del partido o en oficinas del club. Está incluido en el abono de temporada, y habrá precios especiales para grupos. INFO ENTRADAS

Camiseta conmemorativa con todos los nombres

Ortego adelantó otra acción del 30º aniversario, dirigida a ese objetivo de aglutinar a las personas que han formado parte de la cantera femenina del Movistar Estudiantes. «Se va a lanzar una camiseta conmemorativa de estos 30 años, en la que la idea es que salgan los nombres de todas las jugadoras y cuerpos técnicos de estas tres décadas de baloncesto femenino. El diseño todavía es un secreto».

La jugadora Laura Marcos, que está en su primera temporada como estudiantil, cuenta que en marzo «seguí el récord en las redes sociales, y pensaba que es increíble que tanta gente vaya a un partido de baloncesto femenino, lo normal en España son unas 200 personas…»

«La oportunidad de poder vivirlo el próximo 3 de noviembre me recuerda a mis años en la NCAA, donde en ocasiones las canchas se llenaban. Nos gustaría que la gente vaya pagando por ver deporte femenino», concluyó la base.