Celta Zorka Recalvi cedió ayer su segunda derrota de la temporada, en un partido en el que llegó a dominarlo por trece puntos, remontó nueve y murió en la orilla. Una situación nueva la de dos derrotas consecutivas, algo que no se daba desde hace treinta y dos meses, cuando el veinticinco de marzo de dos mil diecisiete, cuando se perdía el tercer partido consecutivo, precisamente ante el GDKO Ibaizabal.

 

El Celta Zorka Recalvi de ayer volvió a ser el de las dos caras. Unprimer tiempo en donde el equipo estuvo bien, con una buena defensa, logrando recuperar balones y saliendo con velocidad cuando podían para anotar con facilidad. Cantero decidió en el segundo cuarto darle descanso a las teóricas titulares y la segunda unidad del equipo estuvo a un gran nivel teniendo enfrente al equipo titular vasco. No se resintió el marcador, y todo parecía que rodaba bien al mandar en el marcador y tener a las titulares en el banquillo descansando. De hecho, al descanso, el Celta Zorka Recalvi ganaba por diez puntos de ventaja, algo que parecía extraordinario dado el nivel de ambos equipos.

Sin embargo, el paso por el vestuario fue la peor pesadilla del equipo vigués. Tampoco fue que las vascas saltaran al campo mucho más centradas, pero sí que estuvieron más metidas en el partido que las viguesas. Ados minutos para el final del cuarto, el cuadro vigués había dilapidado toda su ventaja y entraba en un bloque mental que facilitó la reacción del Ibaizabal, que ganaba de uno al comienzo del tercer cuarto.

A pesar de los cambios en Celta Zorka Recalvi seguía en modo off, y el cuadro vasco se fue de nueve puntos a cinco minutos para la conclusión del partido. Elo Edeferioka y Ainhoa Lacorzana tiraron del carro, consiguiendo igualar el encuentro a treinta y cinco segundos para el final. Una vez más el equipo no jugó bien los segundos finales, y llegó la segunda derrota, en un partido en donde se echaron en falta los puntos de Anne Senosiain y de Itziar Germán, que no se estrenaron y acabaron con cero puntos.

El próximo fin de semana, el equipo vigués no jugará al haberse aplazado el partido ante el Alcobendas. La llamada de las selecciones nacionales llevaron al club a pedir el aplazamiento, aceptando el cuadro madrileño y fijando el doce de diciembre como fecha para celebrar el partido. Las viguesas volverán a la competición dentro de quince días en Navia, ante el Baxi Ferrol.

Raúl Rodrïguez
foto: Alba Villar

farodevigo.es