Fin de semana intenso el que afronta el Celta Zorka Recalvi, con dos partidos en tres días que deben marcar, en buena medida, su futuro en la competición. Las viguesas viajarán hoy a Madrid, en donde esta noche les espera el Pacisa Alcobendas, y se quedarán en la capital a la espera del choque del sábado ante el Laboratorios Ynsadiet Leganés. Lograr las dos victorias permitiría a las célticas asentarse en el cuarteto de cabeza y ponerse a tiro de los primeros clasificados, que están a una y dos victorias.

 

El partido de esta noche ante el Pacisa Alcobendas fue el aplazado en su día por los compromisos de Tulonen y Edeferioka con sus selecciones nacionales. Llega en un momento en el que las célticas están fuera de los puestos que clasifican para la fase de ascenso, pero con un partido de ventaja sobre el Alcobendas, que acumula cuatro derrotas.

Cantero dispondrá de todos sus efectivos tras el descanso que el pasado fin de semana le dio a Elo Edeferioka y a Ainhoa Lacorzana. Su presencia ante el Cortegada no fue necesaria y ambas aprovecharon la circunstancia para tomarse un descanso y recuperar fuerzas ante los dos partidos de este fin de semana, que sí que van a requerir una dosis extra de esfuerzo físico. Para evitar tanto desgaste, las jugadoras se quedarán en Madrid tras el encuentro de esta noche, puesto que el sábado juegan a las 16.00, provocando un cansancio innecesario en el caso de tener que volver a Vigo.

Para las viguesas estos dos partidos son claves para finalizar la primera vuelta entre los cuatro elegidos, pues antes del parón de Navidad el equipo viajará a Asturias para medirse a un Avilés que es penúltimo clasificado, con una victoria, y el primer partido de 2020, y último de la primera vuelta, sería ante el Pozuelo, que todavía no conoce la victoria en el campeonato. Esta circunstancia es en la que han trabajado las viguesas a lo largo de la semana, para intentar mantener la línea ascendente de los últimos dos partidos, a pesar de las ausencias de jugadoras.

Sobre el encuentro de esta noche, la entrenadora viguesa, Cristina Cantero, indicaba que "es un rival tremendamente complicado, en donde en estos momentos destacan sus jugadoras interiores, Daira Varas y la americana Kiara Kudron; también Justel, pero el pasado fin de semana no jugó y no sabemos cómo va a estar. Utilizan a Clara Rodríguez, que ascendió con el Estudiantes. Es una jugadora de equipo que utilizan al tres o al cuatro y eso les da mucha polivalencia al grupo, y por fuera tienen a Howard, que es otra americana tiradora que tiene muchos puntos y está tirando muy bien de tres puntos. Al uno está jugando Togores, que siempre ha estado por los equipos de Madrid, con mucha experiencia en Liga Femenina 2, y eso les hace una plantilla muy competitiva, con una línea muy similar a la nuestra, a lo mejor a veces esperando un poco más ante los grandes, como a nosotros, y no han sido capaces de sacarlo", analiza.

Cantero asegura que "es un partido muy importante a la hora de ver cómo acabamos esta primera vuelta, y para definir un poco los puestos de arriba. Tengo claro que la Liga va a ser larga, que la segunda vuelta va a ser durísima, saquemos o no saquemos estos dos partidos. Ya no solo es ganar o perder, sino el basketaverage, ya que todo va a estar en un puño al final de liga. Espero un partido físico, duro, en donde nuestras grandes van a tener que trabajar bien y el resto tendrán que ayudarlas mucho. Todo el mundo tiene que estar muy concentrado en el rebote, ahí ellas son muy buenas, y si somos capaces de no darles segundas opciones y controlar el rebote defensivo tendremos opciones", afirma

Raúl Rodríguez
farodevigo.es
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO (Isamar Farraces)