El Ramón y Cajal cerrará la primera vuelta en Barcelona, donde se medirá a uno de los conjuntos más fuertes de la categoría, el Sant Adriá (18:30 horas). El cuadro catalán, que ocupa la segunda plaza, tiene como objetivo retornar a la máxima categoría del baloncesto femenino español.

 

Para este encuentro, la entrenadora del conjunto colegial, Maribel Piñar, cuenta con toda su plantilla salvo con Estela Royo, que sufre un esguince de tobillo y será duda hasta el último momento. Desde el club se ha informado que no se quiere arriesgar, por lo que salvo que esté en perfectas condiciones todos apunta a que será baja.

Para este encuentro, Piñar subraya que "el Sant Adriá es uno de los equipos llamados a estar en la fase de ascenso". Sobre sus cualidades, la preparadora granadina destaca que"controla muy bien el ritmo de partido, sabe muy bien cuando tienen que correr, cuando tiene que parar y cuenta con jugadoras veteranas".

Rozar la perfección

Además, Piñar añade sobre el Sant Adriá que "su juego interior y su juego exterior están perfectamente equilibrados, por lo que son peligrosas desde fuera y desde dentro".

Ante el potencial del cuadro catalán, la entrenadora del Ramón y Cajal tiene claro que "tenemos que ser muy serias para controlar estas dos facetas de juego e intentar cometer el menor número de errores, especialmente en ataque, evitar las pérdidas de balón y ser muy eficientes de cara al aro"

granadahoy.com