Celta Zorka Recalvi cumplió ayer ante el Patatas Hijolusa de León, logrando la décima victoria de la temporada, y manteniendo sus opciones de pelear hasta el final por una de las plazas que permite disputar la fase de ascenso a la máxima categoría.

 

No fue un partido vistoso a pesar del triunfo céltico, ya que las leonesas intentaron ralentizar el partido conscientes de la mayor calidad de las viguesas. Por ello no dudaron en salir de cara con una defensa en zona para obligar a las viguesas a jugar desde fuera y provocar un alto porcentaje de fallos. Sin embargo, el equipo vigués hizo un juego inteligente, metiendo el balón dentro de la zona para, por un lado anotar con relativa facilidad y, por otro, hacerse con los rebotes cada vez que se fallaba un tiro. Las cosas no pudieron comenzar mejor para las viguesas, que a los cuatro minutos ya superaban los diez puntos de ventaja, 11-0, lo que obligó a la entrenadora leonesa a solicitar su primer tiempo muerto y abroncar a sus jugadoras.

El partido se igualó en el segundo cuarto, sobre todo porque las viguesas no conseguían mantener un ritmo continúo de partido, y ese es el gran inconveniente del equipo entrenado por Cristina Cantero, que tanto disputa unos minutos de gran calidad y con un nivel muy alto de baloncesto, con otros en los que le ponen al rival muy fácil acercarse en el marcador. Es en ese momento cuando el cuadro vigués se vuelve a centrar, y de nuevo se va en el marcador.

El paso por el vestuario le vino mejor al equipo vigués. León mantenía la defensa en zona y el cuadro vigués apretaba en defensa para recuperar el balón y salir con velocidad a la contra, forma de juego que el encanta al conjunto céltico. A dos minutos para la conclusión del cuarto, el Celta Zorka Recalvi vencía por diecinueve puntos de ventaja ante un cuadro leonés que poco menos que daba el encuentro por perdido, ya que al inició del último cuarto perdía por 58-41.

Unos últimos diez minutos de juego en los que el cuadro vigués se limitó a manejar la ventaja que mantenía en el marcador, mejorando en el periodo el porcentaje de lanzamientos desde la línea de 6,75, en donde Celia García y María Barneda fueron letales con cinco y tres triples respectivamente. Los minutos finales transcurrieron con tranquilidad, ya que las viguesas tampoco necesitaban el basketaverage tras la victoria lograda en León en la primera vuelta.

El domingo, Añares

El próximo domingo las viguesas viajarán hasta Euskadi para medirse a un Añares que podría quedarse descolgado de la lucha por una plaza para el play off en el caso de victoria de las viguesas.

No obstante, el Celta Zorka Recalvi acude al partido con una baja muy importante, ya que Elo Edeferioka estará con su selección nacional disputando el preolímpico y no podrá estar en el partido. No cabe duda de que es una baja muy important

Raúl Rodríguez
farodevigo.es
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO