La Comisión Delegada de la FEB decidió poner fin a la temporada regular 2019/20 sin que haya descensos en ninguna de sus categorías, así como fijar los mecanismos que determinarán los equipos que promocionan a las Ligas inmediatamente superiores.

De esta manera, se confirma la permanencia en LEB Plata del Marbella y en Liga EBA de Novaschool, Mijas, Benahavís y el filial del Unicaja. Queda vivo el Unicaja Femenino en la fase de ascenso, aunque con varios asteriscos.

"Todas las fases de ascenso sólo se disputarán si a 25 de mayo la FEB tiene la certeza de que se podrán jugar antes del 30 de junio, fijando como prioridad absoluta la salud de los deportistas, y siempre que se cuente con la certeza de que las autoridades sanitarias y los clubes pueden cumplir con los protocolos sanitarios aprobados", dice en su nota la FEB. Parece complicado garantizar totalmente eso en tres semanas, sobre todo cuando hay clubes cuya situación económica no tiene el respaldo que, por ejemplo, sí tiene el club malagueño.

Se aprobó la ampliación de Liga Femenina 2 de 28 a 36 equipos, estableciéndose un sistema de competición de tres grupos de 12 equipos cada uno. En Primera Nacional en Andalucía, Estepona y Alhaurín de la Torre mandaban en su grupo, queda ver cómo se fijan los criterios de ascenso, al ser ya competencia de las territoriales.

En clave Unicaja, se disputará una fase de ascenso, con la citada condición, siempre y cuando, a 25 de Mayo, la FEB tenga la confirmación de que se podrá jugar antes del 30 de junio. En el caso de que no se pueda disputar la Fase de Ascenso, ascenderán el primer clasificado del grupo Liga Regular A y el Primer clasificado del grupo Liga Regular B, a fecha 8 de marzo. El Unicaja marchaba cuarto de su grupo, aunque con holgura sobre el quinto.

En el caso de que se pueda, se celebrará una fase de ascenso en formato de grupos entre seis de los ocho primeros equipos que, de acuerdo a la clasificación de fecha 8 de marzo, estén interesados en disputarla. El Unicaja, consultado semanas atrás, dio su OK a seguir adelante, aunque tuvo que prorrogar el compromiso de sus jugadoras, que acababan el 30 de junio. Cada grupo estará integrado por tres participantes, siendo los cabezas de serie de cada uno de ellos los dos primeros clasificados de la Liga Regular, cruzándose los dos segundos clasificados de cada grupo, y asignando los dos equipos restantes por sorteo. El primero de cada grupo subiría. Fueron seis de los ocho equipos los que dieron conformidad, aunque la situación es cambiante, así que habrá que constatar cuáles siguen en pie en su intención.

Las jugadoras del Unicaja Femenino permanecen en su grueso en Málaga. La idea era comenzar el trabajo a la vez que el equipo masculino, pero al no haber certeza de cuándo puede regresar la competición se decidió dilatar su vuelta. El club estudiará ahora cómo evolucionar con ellas.

malagahoy.es