Las jugadoras y el staff técnico del Unicaja Femenino han acudido en este inicio de semana al Hospital Quirónsalud Málaga para cumplir los requisitos médicos correspondientes siguiendo los protocolos de las autoridades sanitarias. Fue el paso previo a la vuelta del equipo a la pista, de manera individual, este jueves por la tarde en Los Guindos, siguiendo las pautas establecidas en el protocolo elaborado por el Área de Salud y Rendimiento del club, respetando todas las normas recogidas en el del Consejo Superior de Deportes, a imagen y semejanza de lo que días atrás hiciera el equipo masculino.

 

Al igual que sucede con los chicos, durante esta Fase I solo se podrá hacer trabajo individual. Así, las jugadoras acuden a las instalaciones en grupos de 3 ó 4 y trabajarán de forma individual en media pista cada una, haciendo entrenamiento físico o tiro, cada una en una canasta.

El trabajo será marcado en líneas generales previamente vía telefónica y solo se usarán los elementos que se asignen individualmente: balón, agua y toalla. No compartirán espacio ni contactarán físicamente con ningún miembro del equipo, ni tendrán acceso al gimnasio, sala de fisioterapia o vestuarios. Asimismo, no se permitirá el acceso a ninguna persona ajena al equipo y únicamente a los miembros del staff técnico autorizados por el responsable médico de la instalación.

Con estos pasos se ultima la vuelta a las canchas del equipo entrenado por Lorena Aranda, que está pendiente de que se apruebe la celebración de una Fase de Ascenso siempre y cuando, a 25 de mayo, la FEB tenga la confirmación de que se podrá disputar antes del 30 de junio. Sería una liguilla entre 6 equipos (dos grupos de tres) en la que ascenderían el primero de cada grupo. Habrá que esperar al 25 de mayo para conocer la decisión definitiva de la FEB en función de las indicaciones de las autoridades sanitarias

malagahoy.es