Aplazada la primera jornada, con el debut en cancha del Ibaizabal, el Celta Zorka Recalvi inicia la temporada este sábado (18.30) en Navia, aún no se sabe si con público. Tres grupos en Liga 2, cada uno de catorce equipos. Los cuatro primeros del torneo regular aseguran plaza en la nueva segunda categoría y se meterán en cuatro fases de ascenso. Los campeones jugarán las dos finales. Todo esto, si la pandemia lo permite.

 

- Temporada extraña, con cambio de formato y la amenaza constante de un posible parón.

- Al final la sensación es que te puede tocar a ti, te van a confinar y vas a parar. Y a lo mejor luego tienes que recuperar esos partidos aplazados. Ya estamos pendientes de cuándo tenemos que ir a Bilbao, seguramente entre semana y no será fácil. Por todas esas cosas será una temporada atípica y puede pasar de todo. Ya era raro por los tres grupos, el nivel? Y ahora, con semanas de tres partidos, todo el mundo te puede ganar y puedes ganar a cualquiera. La liga será mucho más abierta e impredecible. Hay que mirar muy a corto plazo. Esa incertidumbre puede ser complicada para el trabajo de un entrenador, por ejemplo en cuanto a las cargas. Tienes que estar preparado y adaptarte. Yo me he metido en la cabeza mirar solo al día siguiente. No puedes pensar en dónde estarás dentro de tres semanas porque a lo mejor es mentira. Nos irá mejor si somos capaces de hacerlo así.

- El objetivo es más que nunca una carrera de obstáculos.

- Yo no me pongo el ascenso como objetivo. Siendo objetivos, es difícil tal y como están las plantillas, con la inversión de la gente. Nosotros hemos frenado un poquito para curarnos en salud. Si no, el club puede sufrir. Nuestro objetivo debe ser estar entre los cuatro primeros y ver qué pasa. Hemos optando por un grupo joven, con tres o cuatro jugadoras como referentes y arriesgando en muchas posiciones. Me gusta mucho esta estructura de equipo pero no dejamos de arriesgar, soy consciente. A lo mejor el año pasado teníamos más batería de jugadoras, había más contrastadas. Tenemos que ver cómo acabamos de encajar esa juventud con las extranjeras, Celia o Ainhoa. Quiero tener esa paciencia. Viendo cómo lo armamos, sabremos si podemos aspirar al ascenso o si vamos incluso a sufrir para estar entre los cuatro primeros.

- Sí es una exigencia clasifcarse entre esos cuatro porque son los que se asegurar acceder a la nueva segunda categoría. No habrá mucho margen de error en el inicio.

- La situación es la que es, con los inconvenientes que ha provocado el Covid, con sus mil trabas. Al grupo le transmito lo mismo. Hay que superar los obstáculos. Nos golpearán un poco. Si nos tiran, estamos fastidiados. Si no, nos haremos fuertes. No nos podemos despistar.

- Anne Senosiain marcó mucho el carácter del equipo en las últimas temporadas. ¿Se podrá seguir jugando a lo mismo sin ella?

- Sí vamos a tener esa idea de equipo alegre, con ritmo. Mariona es diferente a Anne. Pero también tenemos jugadoras como Flopy, a la que le va ese ritmo contundente. Nuestras interiores son rápidas y corren. Quizá no sea el mismo estilo. Cada jugadora tiene su pincelada y su sello. Pero en el cuerpo técnico seguimos viendo esa línea de baloncesto.

- Ustedes habían creado una comunión especial con la afición en Navia. Ahora están pendientes de si podrán jugar ante 300 espectadores, menos, nadie?

- Es verdad que en Navia habíamos generado un ambiente chulísimo, que en los momentos fastidiados nos daba ese punto necesario. Estamos esperando la respuesta del Concello para saber a qué atenernos el fin de semana. Hay que adaptarse a lo que hay y ver el lado positivo: vamos a jugar. Hemos estado mucho tiempo parados. Recuerdo la cara de felicidad de las jugadoras los primeros días que pudimos entrenar con contacto, diciéndose: "Volvemos". Esa es nuestra ilusión y trataremos de transmitirlo. Veremos el vaso medio lleno

Armando Álvarez
foto: Alba Villar
farodevigo.es