Gran comienzo en la Liga Femenina 2 del Unicaja Femenino debutó con una victoria solvente en la cancha del NB Paterna Proyecto Lázarus (50-78). El equipo de Lorena Aranda basó el triunfo en su dominio reboteador y una asfixiante defensa que permitió buenas transiciones. Vero Matoso (14 puntos, 7 rebotes, 21 valoración) y Ana Pocek (18 puntos), las más destacadas.

 

Para empezar, el Unicaja Femenino saltó a cancha con la novedad de la joven Noemí Ugochukwu en el quinteto titular, un premio al trabajo realizado por las juniors durante toda la pretemporada. El acierto de María Torreblanca y el dominio interior de Vero Matoso y Ana Pocek hacía estragos en el conjunto local, al que doblaron en rebotes al término del primer acto (8-16), pilar básico para cimentar las primeras diferencias a favor de las de Lorena Aranda (11-16).

Carolina Arfidengo, por el bando valenciano, era, con 11 puntos, la única jugadora que lograba romper la defensa del conjunto malagueño, insuficiente tras la entrada a pista de Taja Cole. La base estadounidense, recién aterrizada al equipo, revolucionó el encuentro con su energía, conectando con Matoso y Pocek para acabar llegando al descanso con solvencia (27-41). Siete asistencias repartió la americana.

Tras la reanudación, el Unicaja Femenino prosiguió dominando el rebote y defendiendo con agresividad, lo que llevó a las malagueñas a aumentar las diferencias en el electrónico gracias a las transiciones hasta alcanzar la máxima al término del tercer cuarto (35-65, +30), siendo una constante hasta la finalización del partido (50-78). Vero Matoso, con 14 puntos, 7 rebotes y 21 de valoración, la más destacada junto con Ana Pocek, máxima anotadora, con 18 tantos.

 

NB Paterna Proyecto Lázarus, 50: Sancho (5), Blasco (4), Campos (2), Germán (10) y Sorli (6); Arfinengo (13), García (2), Cecchi (4), Garfella (4).

Unicaja Femenino, 78: García (6), Salomé (3), Ugochukwu (2), Matoso (14) y Pocek (18); Cole (5), Jiménez (7), Arcos (-), Ortega (2), Torreblanca (13) y Ezeigbo (8).

malagahoy.es