Las viguesas llegaron a tener nueve puntos de ventaja - Mañana juegan ante el Ibaizabal un partido pendiente

 

Segunda derrota de la temporada para el Celta Zorka Recalvi, que deja a las viguesas luchando por ocupar la última plaza que permite luchar por la fase final del campeonato.

El equipo entrenado por Cristina Cantero mostró una ligera mejora en su juego con respecto a los partidos precedentes, pero no fue suficiente como para llevarse la victoria, y eso es lo preocupante, ya que Azkoitia es uno de los rivales de nuestra “liga”, con quien nos vamos a jugar una de las plazas que permite la clasificación para la fase final del campeonato.

El arranque de partido de las viguesas fue inmejorable, presión, anticipación, control del rebote, buenos porcentajes de tiro. Todo ello les permitió hacer un parcial de 0-6, pero como siempre llegó el cortocircuito y un parcial de 15-3 dejaba a las viguesas por detrás en el marcador. El cuadro vasco sabía que si el conjunto vigués defendía en estático tendrían muchos problemas para anotar, por lo que presionaron muy arriba para recuperar el balón y salir con velocidad a la contra. El mundo al revés, ya que esa debe ser la filosofía de las viguesas.

En el segundo cuarto destacó el trabajo defensivo de Lucía Fontela sobre Green, que había conseguido los nueve puntos que acumulaba con tres triples. Además, Marita Davydova se lucía ante sus ex y era la dueña bajo los aros, con lo que las viguesas lograron darle la vuelta al marcador y marcharse al descanso con cinco puntos de ventaja sobre el equipo vasco.

Salió bien el Celta Zorka Recalvi tras el paso por el vestuario, que logró abrir una ligera brecha en el marcador. Cristina Cantero recuperaba a Ainhoa Lacorzana, que jugaba sus mejores minutos en lo que llevamos de temporada. A tres minutos para el final del cuarto, el cuadro vigués ganaba por nueve puntos de diferencia, 44-53, y en lugar de “matar” el partido se relajó y el Azkoitia, con tres triples, logró igualar el encuentro en el último minuto del periodo.

La igualdad volvió a ser la tónica dominante en los primeros minutos de juego del último cuarto. El Azkoitia comenzaba a coquetear con la defensa en zona que al final jugó un papel determinante en el desarrollo del partido. Ninguno de los dos equipos lograba romper el marcador, y a dos minutos para la conclusión del partido el marcador reflejaba un empate en el marcador, 64-64.

El entrenador vasco ordenó cambiar la defensa individual, colocando en pista una zona 2-3 que descentró totalmente al equipo vigués. Fue como si la mente de las jugadoras se bloqueara y todo lo bueno que habían hecho durante muchos minutos en los tres primeros cuartos desapareciera por completo.

En ataque el Celta Zorka Recalvi había desaparecido, y el Azkoitia aprovechaba la indecisión de las célticas para encarar los últimos diez minutos de partido con seis puntos de ventaja en el marcador. A pesar de que todavía quedaba tiempo para acercarse en el marcador, las sensaciones que ofrecía el equipo vigués no eran demasiado buenas, lo que se tradujo en la incapacidad de reaccionar.

Las jugadoras entrenadas por Cristina Cantero seguirán en tierras vascas, ya que mañana martes disputarán, a partir de las 18 horas, el partido pendiente ante el Ibaizabal. Otro encuentro tremendamente complicado y que deben sacar adelante.

 

farodevigo.es