El equipo navarro, que solo ganaba por dos a falta de cuatro minutos, gana en Fontecarmoa el aplazado de la primera jornada y se coloca segundo en liga


El AD Cortegada vendió muy cara su derrota ayer en Fontecarmoa ante el Fundación Navarra Ardoi, segundo clasificado, en partido aplazado correspondiente a la primera jornada que se llevaron las visitantes por 60-68. Al límite todo el tiempo jugaron las locales, debido a la exigencia que les obligó uno de los mejores equipos de la categoría. Las locales siempre se vieron por debajo en el marcador en diferencias que rondaron los 8 puntos. Pero el equipo de Javi Nogueira, otra vez con Patri Vicente entonado en la anotación y secundada por Cris Loureiro, nunca dejó de remar en el partido y logró situarse a tan solo dos puntos de diferencia a falta de cuatro minutos, disfrutando de una posesión que se resolvió con la señalización de unos pasos muy protestados. Eso fue el momento clave, ya que de la posible igualdad se pasó acto seguido a una renta visitante de 5 puntos que ya fue insalvable para un equipo local que llegó cansado al final, con una rotación más corta que su rival y acusando el partido del sábado.

El Cortegada hizo un gran esfuerzo para llegar con opciones al final del partido y lo consiguió, pero le faltó energía para rematar la faena con la remontada. De todas formas volvió a dejar una buena imagen, con Sara en la dirección, pero le faltó mayor aportación desde el banquillo para poder tumbar a uno de los grandes de la liga. Con un balance de tres victorias y nueve derrotas las vilagarcianas se sitúan en la novena plaza a la espera de despedir el año 2020 y cerrar la primera vuelta el próximo sábado en Avilés ante el ADBA, rival directo en la zona media baja que presenta un balance de tres victorias y ocho derrotas

 

diariodearousa.com