Trabajadora del Spar Girona, jugadora del GEiEG Uni. El baloncesto es la gran pasión de Carla Jou, Llagosterenc de 26 años que trabaja en el Spar Girona coordinando el primer equipo y llevando tareas administrativas, juega con el GEiEG Uni, y tiene un hermano que destaca en la ACB.

 

Baloncesto para el desayuno, almuerzo, merienda y la cena. Baloncesto en el trabajo, y baloncesto cuando hace deporte. En casa (comparte piso con la capitana del GEiEG Uni, Vane González, «mi mejor amiga»), con la familia (su hermano Guillermo es el capitán del Baxi Manresa, y sus primos, Eric y Edu Jiménez han jugado en clubes LEB, Eric ahora al Bisbal), y con los amigos. Baloncesto a todas horas, en la vida de la Llagosterenc Carla Jou, team manager (delegada) del Spar Girona, trabajadora del club también en temas de administración y jugadora (ala-pivote) del GEiEG Uni de la Liga Femenina 2. empacho de baloncesto, pero alegría para poderlo saborear. Es su «pasión», alrededor de la cual desarrolla su día a día, aunque de vez en cuando también eche de menos «un día de desconexión o unas vacaciones para hacer una escapada, aunque ahora tampoco se puede ir a ninguna parte ... ».

No hay duda. El baloncesto es «mi vida». Formada en la base del Uni, la fueron a buscar al Llagostera en edad preinfantil para comenzar con el Santa Eugenia. No se movió hasta que, antes de irse de Erasmus en Bruselas (estudió Economía), ya jugaba con el GEiEG en Copa Cataluña. También estuvo un año y medio a Escocia para perfeccionar el inglés, haciendo de au-pair, y el baloncesto la siguió acompañando. Primero, haciendo de entrenadora y jugando con chicos, a falta de equipo femenino. Más tarde compitiendo en la primera división femenina escocesa con un club de Glasgow. «A veces es como una relación amor-odio, porque es claro que me apasiona, pero también si voy a casa de mis padres y encuentro mi padre mirando baloncesto a todas horas, les digo si podemos poner otra cosa», confiesa . Jou, con 17 años, llegó a debutar en la Liga Femenina de la mano de Anna Caula (2010/11) en un partido contra Perfumerías Aveninda. En aquellos momentos era júnior de primer año, en un equipo que dirigía Alfred Julbe, ahora entrenador del Spar Girona, donde ella tiene un destacado papel organizativo como team manager, montando los viajes, teniendo cuidado de las jugadoras y haciéndose cargo de las necesidades de los rivales, entre otros

Antes de llegar aquí, pero, Carla Jou ha ido creciendo en las oficinas del club, haciendo carrera. Al club buscaban alguien para asumir temas de administración y presentó el currículum, una vez había vuelto a casa desde Escocia. Era en marzo de 2018. Empezó a media jornada tocando temas de marketing, pero antes de terminar el año ya estaba llevando asuntos de administración y contabilidad aprovechando el grado de Economía. La temporada anterior (2019/20) asumía además un nuevo reto: el team manager del primer equipo, esto poco antes de tener que pasar por el quirófano y corregir la grave lesión que se había hecho en mayo de 2019 (la temida tríada , rotura del ligamento interno, menisco y cruzado de la rodilla derecha), que la tuvo parada un año y medio, hasta que pudo reaparecer con el GEiEG Uni octubre de 2020.

«Lo recuerdo como si fuera ahora. Me rompió el 4 de mayo, un sábado, y al día siguiente el Uni ganaba la segunda Liga en Fontajau contra el Perfumerías Avenida. Fui al partido con muletas, y había estado trabajando todo el día con la rodilla hecho polvo », detalla Jou. Fue en un partido contra el Viladecans, y la gravedad del problema, evidentemente, la dejó fuera de la fase de ascenso que el GEiEG Uni se acabó llevando, para ascender a Liga Femenina 2. En verano acabaría teniendo el diagnóstico que no quería escuchar (que pasar por el quirófano), y de entrada se puso en la cabeza que no se operaría, aunque ello significara que dejar el baloncesto. Pero el tiempo aclara las ideas y terminó viendo que «con 25 años no podía ir por el mundo con una rodilla roto». Así que una vez estuvo preparada, la intervinieron. El confinamiento a partir de marzo de 2020 «me fue muy bien» porque, con todo cerrado, se conectaba a sesiones online con un fisioterapeuta y fue cuando más progresó. Este curso ha podido volver a disfrutar jugando (aunque ahora vuelve a estar lesionada, por un tirón, y no esconde que todo ello se le ha hecho «más díficil de lo que me esperaba»), e incluso alguna vez Julbe le ha pedido que se vistiera de corto en entrenamientos del primer equipo, para hacer una mano.

Y allí que se pone ella, junto a aquellas jugadoras de las que cuida casi las 24 horas del día, los siete días de la semana, siempre con el teléfono abierto, haciendo «un trabajo que no se ve». «Todo lo que necesiten las jugadoras o el staff, lo gestiono, sean pisos, coches, temas de visados, organización de viajes ...», subraya Carla Jou. Como ella dice, «son 10 jugadoras y diez vidas, y no tienes un horario. Si alguna tiene un problema con la lavadora por la noche me llamará a mí, porque me tienen confianza y también por el idioma, las que sólo hablan inglés ». Este trabajo lo sigue combinando con la de despacho y las cuentas y el GEiEG Uni. Es baloncesto a todas horas. Es la vida de Carla Jou.

diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)