La alero quiere lograr el ascenso que no pudo conseguir con el Celta hace dos años


Adrienne Motley llega por segunda vez al Celta Zorka Recalvi con las ideas muy claras, y quiere sacarse de encima el mal sabor de boca que le quedó hace dos temporadas, cuando una oportuna lesión en la recta final de la fase regular, le impidió jugar el play off y aportar su granito de arena para lograr un ascenso que se truncó en el último partido.

La alero americana reconocía ayer, en el día de su presentación, que “en aquel momento estábamos convencidas de que podíamos ascender a la máxima categoría. Ahora lo que quiero es cumplir y retomar las cosas en donde lo dejé entonces. El equipo ha trabajado mucho y estamos convencidas y motivadas y vamos a ir a por el ascenso a la máxima categoría”.

“Lo primero que tenemos que hacer”, prosiguió la jugadora americana del Celta Zorka Recalvi, “es afianzar al equipo en la clasificación y luchar por conseguir algo importante para el equipo y la ciudad”.

Motley se ríe, cuando se le pregunta si este año ve mejor equipo que hace dos temporada, y apunta que “todavía no le he podido valorar, ya que todavía no he jugado un partido oficial. Solamente he visto los entrenamientos, y he hablado con las jugadoras, y la verdad es que las veo muy ilusionadas, se ven bien, y este fin de semana podré retomar muy juego con el equipo y valorarlo mejor. Estoy muy motivada”.

De lo que no cabe duda es que la experiencia de la primera etapa con el equipo le ayuda en esta vuelta. “La verdad es que en mi primera etapa”, continuó Motley, “ya estaba muy cómoda en el equipo y en la ciudad. Eso me ha dado mucha confianza para esta nueva etapa, ya que es muy importante conocer la ciudad, a la entrenadora y, en este caso a varias de las jugadoras del equipo. Por lo tanto, esa parte ya está hecha y hay mucha más confianza para centrarse en el objetivo de los play off”.

Motley llega al Celta Zorka Recalvi para suplir la carencia de puntos que el equipo acumula esta temporada. A pesar de estar peleando por meterse en la fase final que luchará por el ascenso de categoría, el cuadro vigués es el noveno equipo anotador del campeonato con una media de 68 puntos por partido. Este dato destaca el trabajo defensivo que está haciendo el equipo que le permite, con pocos puntos anotados, lograr importantes victorias. Motley promedió en su primera etapa en Vigo catorce puntos, lo que su aportación puede significar un salto de calidad muy importante para esta recta final del campeonato.

Semana muy importante

El equipo entrenado por Cristina Cantero retoma la competición mañana en Canarias ante el Adareva Tenerife. Las canarias caminan por tierra de nadie, por lo que aumenta la complejidad del encuentro. Un partido importante para las viguesas, pues la próxima semana afrontan una doble jornada muy importante en el pabellón de Navia. El sábado día 13 reciben a las 18.30 horas al Azkoitia; y el domingo, a las 18 horas, al Plasencia en el partido aplazado en su día. Dos rivales directos en la lucha por una de las cuatro primeras plazas, que puede marcar un punto de inflexión para las célticas

Raúl Rodríguez
farodevigo.es