Las malagueñas caen derrotadas ante el Fustecma Castelló en un partido igualado

 

Después de casi dos meses sin competir por el parón navideño y el posterior encadenamiento de varios casos de Covid-19 que han mermado al equipo, al Unicaja Femenino le está costando, lógicamente, arrancar de nuevo para coger el ritmo de crucero que tenía para estar situado en el parte noble del Grupo B de la Liga Femenina 2. Si este domingo caía ante el Picken Claret (61-76), este lunes volvía a perder al día siguiente ante el Fustecma Nou Básquet Castelló (56-58). En menos de 48 horas, las mismas derrotas que había encajado en los 12 primeros partidos de competición.

Todo parecía bajo control en la primera mitad, cuando el Unicaja dominaba con relativa comodidad (30-22), pero un mal tercer cuarto (8-16 de parcial) permitió a las levantinas colocarse en el marcador igualadas. Las castellonenses también habían jugado el día previo en Estepona, donde perdieron, así que había equilibrio en el desgaste, aunque las malagueñas han tenido varias jugadoras con escasez de entrenamientos por la enfermedad.

Pese a ello, a 2:14 para el final, el Unicaja dominaba por cinco puntos (53-48) tras un dos más uno de Ezeigbo. Pero ahí encalló el equipo de Lorena Aranda, que encajó un parcial de 0-10 que le dejó sin opciones pese al triple final de Ana Jiménez.

Ana Pocek fue la máxima realizadora cajista, con 16 puntos y cinco rebotes, seguida de la citada Jiménez, con 12 puntos, y Ezeigbo, con 11 tantos y nueve rechaces. El próximo partido, justamente, ante el mismo equipo, pero en tierras castellonenses, el sábado

P. Pérez
malagahoy.es