Dos partes completamente diferenciadas tuvo el encuentro del BAXI Ferrol en la cancha del ADBA Avilés, con una primera mitad del conjunto departamental para olvidar, mientras que, después del descanso, cambió radicalmente para sumar su vigésimo primera victoria, con lo que iguala su propio récord de triunfos en la categoría.


El equipo ferrolano se puso muy rápido con un 3-9 a su favor, lo que presagiaba que iba a tener un partido cómodo ante un rival de la zona baja de la tabla. Pero nada más lejos de la realidad, porque el equipo ferrolano no fue capaz de anotar en los últimos minutos del primer cuarto, mientras que tres triples consecutivos de su contrincante dejaron el marcador en un 12-9.

Parecía que en el segundo parcial iba a llegar la reacción visitante, pero fue todo lo contrario. El equipo se mostró muy blando en defensa y con pocas ideas en ataque, por lo que le costaba anotar, mientras que la escuadra asturiana, con mucha confianza, iba ampliando su ventaja, hasta una máxima de quince puntos, 31-16, con la que las jugadoras se retiraron a descansar a los vestuarios.

La reprimenda de Lino López a sus pupilas dio sus frutos, porque el equipo salió a la cancha con una actitud completamente distinta, con gran intensidad defensiva, que le permitió robar varios balones e ir recortando la desventaja hasta terminar el tercer parcial con un marcador apretado de 44-43.

La sentencia llegó en los primeros minutos del último cuarto, en el que el conjunto ferrolano logró un parcial de 0-11, para situarse con un 44-54. A partir de ahí el equipo avilesino acusó el esfuerzo realizado y el BAXI Ferrol controló la situación para terminar imponiéndose por un resultado de 54-69.

UNIVERSITARIO DE FERROL