Celta Zorka Recalvi cumplió el primer objetivo de la temporada, que no era otro que lograr la clasificación para la fase de ascenso a la máxima categoría.

Las viguesas ocupan la tercera posición de grupo con tres victorias de ventaja sobre el quinto clasificado, que es el Azkoitia, a quien le gana el basketaverage, cuando restan cuatro jornadas para la conclusión de la fase regular. Además, el equipo entrenado por Cristina Cantero peleará el próximo sábado en Navia por la segunda posición del grupo ante el Ardoi. Sin embargo, lo más importante es que Cantero podrá aprovechar el mes que falta de fase para recuperar a las jugadores que andan con molestias para llegar todo el equipo a la fase en las mejores condiciones físicas posibles.

En lo que al partido se refiere, las viguesas no se permitieron relajación alguna, y salieron muy intensas, presionando en defensa, y no dejando que las asturianas estuvieran cómodas sobre el parquet. La igualdad duró solamente los primeros minutos de partido, en los que la máxima ventaja que el Adba tuvo a su favor fueron tres puntos, a los tres minutos con 8-5 en el marcador.

Entre Mariona, Celia y Marita le dieron la vuelta al marcador, y mediado el primer cuarto las célticas mandaban en el marcador con seis puntos de ventaja, 8-14. Fue el momento clave del partido, pues a partir de ese momento el Celta Zorka Recalvi se puso por delante en el marcador y poco a poco fue ampliando su ventaja.

El segundo cuarto comenzó con los mejores minutos de Ángela Coello, que cada día lo está haciendo mejor, que con seis puntos consecutivos ampliaba la ventaja de las viguesas por encima de los diez minutos, mediado el cuarto, 19-28. Cantero comenzaba a administrar los minutos de sus jugadoras, y dejaba a Maja Stamenkovic en el banquillo para que se recuperara de sus problemas.

Al descanso el partido ya estaba encarrilado, 27-40. Una vez más, la buena defensa del equipo hacía que el equipo rival tuviera muchos problemas con los tiros, tal y como quedó claro con los veintisiete puntos que anotaron las asturianas.

Tras el paso por los vestuarios, el Celta Zorka Recalvi mantuvo la misma intensidad defensiva, algo que está siendo fundamental en el equipo y que es una seña de identidad. Las diferencias en el marcado fueron aumentando gracias a la mejor selección en el tiro de las viguesas, que tuvieron un 56% de acierto en tiros de dos y un 38% en tiros de tres. A todo ello hubo que añadirle el dominio del rebote, lo que permitió llegar al final del tercer cuarto con quince puntos de ventaja en el marcador a favor del equipo vigués, 34-59.

En los últimos diez minutos de partido, Cristina Cantero repartió minutos entre todas las jugadoras, dándole más descanso a las jugadoras que acumulan más minutos y que deben llegar a la fase final con más descanso. Lo positivo es que las jugadoras que ayer estuvieron más tiempo sobre el parquet respondieron perfectamente, dejándole claro a la entrenadora que puede echar mano de ellas en caso de necesitarlas en los importantes momentos que están a punto de llegar. El último cuarto transcurrió sin demasiada historia hasta superar los treinta puntos de ventaja.

farodevigo.es
FOTO: La Nueva España