El equipo de Javier Nogueira anuló a la segunda máxima anotadora de la liga

 

El Cortegada vivirá las tres jornadas que restan de competición de forma plácida gracias a la victoria obtenida en el día de ayer. Las jugadoras de Javier Nogueira jugaron un partido muy serio y, sobre todo, supieron reponerse de encajar un 11-0 en el inicio del último cuarto, un parcial que las dejaba por debajo en el marcador. Todo el trabajo realizado durante los 30 minutos anteriores, secando a la segunda máxima anotadora de la liga, parecía irse al traste, pero el Cortegada tiró de personalidad y se aferró a tres nombres, Patricia Vicente, Sara Gómez y Mercy Wanyama, que resultaron claves en los últimos instantes. También un triple de Zeltia Presas y dos tiros libres de Cris Loureiro sirvieron para sentenciar el triunfo.

Los dos equipos entraron en el encuentro un tanto acelerados, lo que se tradujo en constantes errores, especialmente en la selección de tiro. Fue el Cortegada el que primero comenzó a carburar con un parcial de 0-8, con dos triples de Loureiro y Vicente, que les permitió ponerse por delante en el electrónico (4-8). El Cortegada se mostraba muy serio en defensa, sobre todo frenando a la gran referencia local, Morgan Green, con una vigilancia especial, a cargo, sobre todo, de Zeltia Presas y Patricia Vicente. Sin carburar la estadounidense, al Azkoitia le costaba mucho generar acciones de ataque y la defensa zonal que planteaban era superada por el Cortegada con tiros exteriores.

El cuarto arrancó con un Cortegada muy serio en defensa pero romo en ataque. Los errores en los dos equipos eran constantes, algo que beneficiaba a las vilagarcianas que mantenían una ventaja de nueve puntos (11-20). Sin embargo, de la mano de Sara Iparraguirre y de una defensa zonal que se le atragantaba a las visitantes, el Azkoitia reaccionó y, con un parcial de 5-0, las locales se acercaron en el marcador, lo que obligó a Javier Nogueira a pedir un tiempo muerto para romper esa racha. La tercera falta personal de Sedlakova obligaba a prescindir muchos minutos de la referencia interior para las vilagarcianas. Su sustituta en la cancha, Wanyama, resultó clave para que el Cortegada mantuviese su ventaja.

El Cortegada regresó a la cancha con el objetivo ir a por el encuentro. Un parcial de 0-6 llevó a las vilagarcianas a conseguir su máxima diferencia en el partido (26-36) ante un Azkoitia que no encontraba a Morgan. El encuentro se convirtió en un duelo entre Patricia Vicente y Sara Iparraguirre, un duelo que mantenía a las vilagarcianas por delante pero sin conseguir despegarse. La jugadora vasca, a falta de un minuto para el final del cuarto, anotó una canasta, robó un balón, anotó otra vez y recibió un a falta, sumando también el tiro libre posterior, cinco puntos (42-45) en tan solo diez segundos y que fulminaron la distancia que el equipo vilagarciano tenía pocos minutos antes. Un triple de Patricia Vicente sobre la bocina permitió al Cortegada llegar con 6 puntos de distancia al último cuarto.

El Azkoitia salió como un ciclón en el último cuarto y puso contra las cuerdas a las vilagarcianas. Nogueira tuvo que cortar la sangría con un tiempo muerto. Tres tiros libres de Patricia Vicente devolvieron al Cortegada la ventaja y las vilagarcianas no solo mantuvieron la ventaja, sino que la ampliaron aprovechando los errores del rival.

A.G.
foto Noé Parga
farodevigo.es